- Observaciones

Un cielo espectacular

EstrellasEste pasado puente de San José lo he pasado en un pequeño pueblecito de Las Hurdes llamado Las Mestas, muy cerquita de La Alberca. Junto con el sensacional paisaje diurno que dejan los cerezos con la llegada de la primavera he podido disfrutar de un espectacular cielo nocturno en el que no se apreciaba contaminación lumínica ninguna y donde por primera vez desde mi niñez pude volver a ver “El Camino de Santiago“.

Realmente la visión era espectacular y no pude evitar acordarme de la triste imagen de Madrid, donde apenas pueden verse ya estrellas. Parece mentira, todas esas estrellas están ahí y no podemos verlas…

Aunque no llevaba el telescopio conmigo tenía a mano los Lidlprismáticos (que gran compra, no dejo de repetirme), la cámara digital y el trípode. No dudé en aparcar el coche en un mirador de la montaña, en mitad de la noche y aprovechar para sacar algunas fotografías. Ahí estaba la Gran Nebulosa de Orión, que se apreciaba a simple vista y se veía espectacular con los prismáticos. También pudimos observar las Pléyades, Géminis y se apreciaban claramente algunas manchas cumulares que no fui capaz de identificar debido a mi inexperiencia y a que no tenía el Stellarium a mano. Lo que sí me llamó la atención fue una zona con una gran concentración de estrellas débiles pero zonas blanquecinas que identifiqué como cúmulos o galaxias en la zona de “Cabellera de Berenice“. Al consultarlo posteriormente creo que se trataba casi con seguridad del grupo de galaxias observables en esa zona (M64, M85, M88, M91, M98, M99, M100) y el cúmulo globular M53.

La visión a través de los prismáticos era abrumadora y reconozco que me aturullé observando estrellas al principio. Cuando estás acostumbrado a ver pocas estrellas en el cielo te orientas relativamente bien pero cuando el cielo está lleno de ellas es más complicado reconocer las constelaciones o fijarte en “algo concreto” con los prismáticos. En cualquier caso era una gozada pasear de estrella en estrella a placer y disfrutar tranquilamente de la vista.

En los próximos días espero poder procesar las imágenes que saqué pero debido a que la cámara que uso no tiene un objetivo muy potente, no soporta más de 15 segundos de exposición y la sensibilidad de la película está fijada a ISO 100 no esperéis ver nebulosas o cúmulos, ni siquiera aparecen un 20% de las estrellas que se veían a simple vista.

Lo que no puedo dejar de hacer es recomendaros esta zona de observación, algo alejada pero accesible si os planteáis ir a pasar un agradable fin de semana con la familia, disfrutar de un entorno muy relajante y de una buena ración de ibéricos que os quitarán el hipo. 🙂
Foto (cc) Jurvetson

Autor: Roberto Ferrero

Miembro de las agrupaciones astronómicas Madrid Sur y AstroHenares. Astrofotógrafo. Monitor de astroturismo y responsable de Turismo Estelar, portal web de turismo astronómico.
Lee más artículos de Roberto Ferrero

5 thoughts on “Un cielo espectacular

  1. Qué envidia! Un cielo así sobrecoge de una manera indescriptible. Lástima que cada vez podamos disfrutarlos menos por culpa de la contaminación lumínica.
    El cúmulo de galaxias de Virgo supongo que lo viste con los prismáticos. A ojo es imposible. A ojo es fácil ver M42, M44, M45, M81 y 82, M31, el doble de perseo, y un montón de cosas. A la gente le sorprende muchísimo que se puedan ver tantas cosas pero es que nos estamos cargando el cielo…
    Espero que disfrutaras. Y gracias por acordarte de nosotros 😉

    un saludo
    Rober

  2. Que envidia, Roberto. Ojalá los cielos de las ciudades no estuviesen tan contaminados, la de energía que derrochamos sin usarla, una pena. Lo mejor para observar será irse a una isla desierta, en mitad del océano. Ahí seguro que ni contaminación lumínica ni nada jajaja.

    Saludos!!!

  3. hola Roberto. sabes desde q lugares del planeta se pueden ver fotos como esta de brazos galácticos?? vivo en un pueblo alicantino donde apenas se ven estrellas, y claro, ver uno de estos brazos para mi sería muy apreciado. gracias por contestar. un saludo a todos

  4. Hola Carolo. La Vía Lactea aún se puede observar desde muchos puntos de la Península Ibérica. A ojo desnudo o con telescopio nunca ves lo que aparece en las fotografías. Ten en cuenta que nuestro ojo (cerebro mejor dicho) solo procesa las imágenes instantáneas mientras que las cámaras de fotos lo que hacen es “sumar” las imágenes que tu ojo ve una tras otra durante varios minutos. Después de 3 o 4 minutos de suma de imágenes la fotografía muestra los espectaculares colores del corazón de nuestra galaxia y los brazos de esta, polvo interestelar y nebulosas oscuras que dan esa forma tan característica que estás acostumbrado a ver en las fotografías.
    Yo pasé este verano en Altea y pude ver la Vía Láctea cerca de la Sierra de Bernia. También saqué unas fotos en las que se puede apreciar un poco (no mucho porque están hechas sin seguimiento) el efecto que comentas. Así que ya sabes, tienes cielos oscuros no excesivamente lejos de donde vives.

    Si ya te vás a sitios como montañas altas alejadas de ciudades tendrás los mejores cielos para sacar una foto de lo que quieres ver, da igual el lugar del planeta.

    Saludos.

Comments are closed.