Salida de observación entre sapos 14/4/2018

Marzo ha sido nefasto desde el punto de vista de nuestra afición. No hemos podido salir ningún fin de semana con nuestros telescopios y abril llevaba el mismo camino. Afortunadamente el tiempo nos ha dado una tregua de unas horas este fin de semana y, aunque la previsión no era perfecta, un grupo nos hemos aventurado a salir unas cuantas horas a Corral de Almaguer, y la noche no defraudó.

Llegamos sobre las ocho de la tarde y ya habían llegado algunos compañeros. El campo estaba verde y el camino siempre polvoriento de Corral en esta ocasión estaba algo húmedo por lo que no se levantaba mucha suciedad. Hacía una tarde muy agradable, con el Sol luciendo y solo algunas nubes dispersas que iban deshaciéndose con el paso de los minutos. Montamos los equipos antes del ocaso y dejamos que se fueran aclimatando. Me llevé el Esprit para hacer astrofoto y quería tirar a alguna galaxia. Al final me decanté por el Triplete de Leo al encontrarse en una posición muy favorable. El cenit de Corral es aceptable pero los horizontes se ven bastante afectados por la contaminación lumínica de los pueblos próximos.

Procesado rápido del Triplete de Leo.

Al atardecer Venus estaba radiante en el horizonte oeste. Con el Sol ya oculto y las tonalidades rojizas del atardecer la estampa de las siluetas de los telescopios ofrecía una imagen muy evocadora. La estrella polar no tardó en aparecer y puse en estación el telescopio. El alineado fue sencillo y me dispuse a configurar el guiado y a hacer unas pruebas ópticas con el telescopio. Apunté a Regulo y saqué unas fotos de 15″, 30″ y 120″. La forma y estructura de la estrella eran correctas. Ok, todo perfecto. Para el guiado no me quise complicar la vida y dejé el ST4. Ya aprovecharé una noche con Luna para seguir probando el guiado por EQMOD. Hoy era el día de disfrutar.

En cuanto se cerró la noche apunté al Triplete de Leo y comencé a sacar tomas de 300″. Mientras la cámara hacía su trabajo nos pasamos a charlar con los compañeros y a mirar por sus telescopios. Ayudé a un compañero a poner en estación su Mak sobre montura altacimutal. Un telescopio muy transportable que aunque no es ideal para cielo profundo se desenvuelve bien con estrellas dobles y nebulosas planetarias. Más tarde veríamos Júpiter a través de él.

A través del dobson de Nosstromo (16″) pudimos ver el Triplete de Leo (una pasada, casi igual que en la foto pero sin color, claro), M104, y un cúmulo de estrellas llamado “el tiburón” que no conocía.

M104, el asterismo del tiburón arriba y el “Stargate” a la derecha. Imagen: Glenn Chaple

Durante la noche vimos también algunas estrellas fugaces. Todos mis compañeros, menos yo, que siempre me pillan de espaldas las más grandes, vieron este espectacular bólido:

La temperatura estuvo bastante contenida toda la noche, con el termómetro entre 8 y 10ºC. Al principio la humedad estaba un poco alta pero a eso de las 12 se levantó algo de brisa y se quedó una noche muy buena, con el cielo totalmente despejado excepto algunas nubes por la zona noroeste sobre Madrid. El SQM nos dió unas lecturas de 21.33 en el cenit.

A causa de las lluvias había algunas charcas cerca y estaban llenas de sapos. En vez de grillos nos tiramos toda la noche escuchando sapos… menudo concierto nos dieron. Esperemos que el tiempo nos siga dando alguna tregua los fines de semana y que a partir de ahora llueva entre diario, que tenemos muchas horas de astronomía retrasadas. ¡Hasta la próxima!

¿Te ha gustado? Síguenos y comparte.
3

¿Te ha interesado? Mira esto...