- Consejos

¿Qué telescopio regalar a un niño?

Cuando llegan ciertas fechas del año es inevitable empezar a recibir consultas de personas que quieren regalarle un telescopio a un niño pero no saben cual elegir. En este artículo espero despejar algunas dudas y aportar algunas ideas y consejos para que el regalo sea aprovechable y pueda despertar el interés por la astronomía de los más pequeños de la casa. Te ayudaré a elegir qué telescopio regalar a un niño.

¿Un juguete o un telescopio de verdad?

En primer lugar vamos a aclarar que no todo lo que se vende como telescopio es un instrumento de observación válido. Dentro de la venta de telescopios encontraremos también algunos juguetes que cumplen la función de alimentar la imaginación del niño y no los debemos menospreciar. La imaginación es una de las herramientas que más debemos ejercitar a ciertas edades, pero hay que ser realistas, a partir de cierta edad el niño necesita ver y comprender lo que está viendo. Es por esto que este tipo de juguetes están recomendados para edades hasta los 6 o 7 años como mucho.

También hay que tener en cuenta que hasta los 5 años de edad aproximadamente los niños no son capaces de observar correctamente por un telescopio «de verdad» y les cuesta mucho guiñar un ojo, por lo que tendremos que ayudarles a tapar su ojo no dominante con la mano. El ojo dominante no tiene nada que ver con que seamos diestros o zurdos, de hecho yo soy diestro y mi ojo dominante es el izquierdo ( cuando juegas a indios y vaqueros y haces el gesto para disparar el ojo que cierras por instinto para apuntar es tu ojo NO dominante). Tened en cuenta esto y no compréis un telescopio de verdad a un niño pequeño, porque no lo va a poder aprovechar al máximo. Para estas edades mejor un juguete.

Astronova fue un juguete muy conocido en los años 80. A pesar de ser un juguete tenía una gran componente didáctica. Fue mi primer «telescopio» pero eso de «óptica japonesa…»

¿Cómo diferenciar un juguete de un telescopio de verdad? El precio nos dará alguna pista. Normalmente los telescopios más económicos (por debajo de 90€) serán seguramente juguetes. Suelen venir en cajas que anuncian muuuuchos aumentos y suelen acompañar algún accesorio como un planisferio, brújula, etc…

Estos telescopios suelen utilizar lentes sintéticas de plástico en vez de cristal por seguridad para los niños y por lo tanto no ofrecen una buena calidad óptica. No obstante se puede ver la Luna, sin muchas pretensiones, con ellos.

En cualquier caso conviene tener precaución con el juguete para que el niño no intente mirar al Sol con él. A partir de ciertas edades (8-9 años) se les puede enseñar a hacer proyección solar sobre una cartulina y podrán hacer un seguimiento de las manchas solares, siempre con supervisión de un adulto.

A partir de 8 años

¿Y qué telescopio regalar a un niño a partir de 8 años? A partir de 7 u 8 años su curiosidad está disparada y se muestran aventureros y más exigentes. A estas edades ya no les servirá un telescopio de juguete, necesitarán algo más. En el mercado tenemos algunas opciones interesantes y económicas.

En primer lugar tenemos que tener en cuenta el tamaño y la portabilidad. El telescopio tiene que ser ligero y sencillo de manejar. Una montura dobson o altacimutal sobre trípode es la mejor opción. Olvidemos las monturas ecuatoriales por su complejidad. No podrá ser un telescopio de gran apertura por lo anteriormente comentado, necesitamos que el niño sea capaz de manejarlo con soltura y de manera intuitiva. Además, si el telescopio va a ser usado desde ciudad no merece la pena usar un telescopio muy luminoso.

Las mejores opciones que encontramos con estas características son los pequeños refractores y los minidobson.

Pequeños refractores

Son el típico telescopio que solemos ver en películas e ilustraciones. Son alargados y delgados, muy ligeros y montados sobre monturas altacimutales con trípode muy sencillos de manejar. Nos permitirán observar la Luna y los principales planetas del Sistema Solar. También nos ofrecerán buenas imágenes de cúmulos abiertos e incluso desde cielos muy oscuros (si nos llevamos el telescopio al campo) podremos ver las nebulosas y galaxias más brillantes como M42 y M31.

Entre estos modelos podemos encontrar el SKYWATCHER 70/700 AZ2 que ronda los 100€ o el CELESTRON AstroMaster 70 AZ por unos 160, ambos muy similares.

El SkyWatcher 70/700 es un telescopio económico y muy sencillo de utilizar como telescopio de iniciación.

El punto en contra de estos telescopios es que puede resultar incómodo observar objetos cercanos al cenit ya que el ocular nos quedará muy bajo (tendremos que estirar las patas del trípode al máximo) y que el seguimiento de objetos celestes es complicado ya que por su focal la imagen tiende a temblar mucho.

Las lentes, si no son de calidad, ofrecerán cromatismo notable sobre todo cuando observemos la Luna y estrellas muy brillantes (un borde aparecerá rojizo y el otro azulado).

Por último, el hecho de que la montura sea manual y estemos trabajando con focales relativamente largas puede hacer complicado el seguimiento de objetos poco brillantes y volver temblorosa la imagen.

Minidobson

Son telescopios que funcionan muy bien captando luz y que no presentan problemas de cromatismo. Al ser más luminosos también nos permiten usar oculares de más aumentos aunque la focal nativa del propio telescopio pueda ser corta.

El punto en contra es que el espejo podría descolimarse y sería necesario colimarlo antes de observar. No es una tarea difícil pero requiere usar un colimador y aprender a usarlo.

El SkyWatcher Heritage 130P es otra buena opción de iniciación

Para niños un poco más mayores o exigentes podemos planterarnos optar por un dobson un poquito más grande, teniendo en cuenta que para sacarlo de casa y transportarlo puede ser un equipo un poco voluminoso.

Entre estos modelos podemos encontrar el SkyWatcher Heritage 130P o el más pequeño dobson National Geographic 76/350

Son telescopios muy luminosos y polivalentes aunque destacan más en la observación de objetos de cielo profundo en cielos con poca contaminación lumínica.

Terceros en discordia

También tenemos la opción de regalar un pequeño telescopio sobre montura GOTO. Esta solución es más cara que las anteriores pero ofrece mayor facilidad de uso. Estaría indicada solamente para niños a partir de 10 años.

Telescopio ETX80

Hace unos años triunfó el Meade ETX-70, un pequeño telescopio que cabía en una mochila y que pese a ser muy pequeño ofrecía innumerables horas de diversión gracias a su montura computerizada y sus «tours estelares». No hacía falta conocer el cielo, ya que el propio telescopio te guiaba por él. Aunque hoy en día está descatalogado podemos encontrar en el mercado algunas alternativas.

El ETX80 es su continuación y es una alternativa tan válida como el anterior. El 70/700 AZ SynScan también podría ser una alternativa válida.

Escojas el telescopio que escojas es importante que como adulto acompañes al niños en las primeras etapas de observación astronómica y despiertes en el el asombro y la curiosidad por observar el cielo. Es muy recomendable que al menos una vez salgas con el telescopio y los niños al campo, lejos de la contaminación lumínica, donde se vea la Vía Láctea y les dejes observar con total libertad los cientos de miles de estrellas que se pueden ver con un sencillo telescopio, esa experiencia les cambiará la vida.

Por último, si tienes problemas para usar el telescopio no lo abandones. Acude a tu agrupación astronómica local donde los socios estarán encantados de ayudar a tus niños y a tí a aprender a usar correctamente el telescopio. Son pocos los niños que hay en las agrupaciones y es algo que queremos que cambie. Necesitamos que los futuros astrónomos aficionados empiecen a formarse y nos ayuden a proteger los cielos.

Compártelo

Autor: Roberto Ferrero

Miembro de las agrupaciones astronómicas Madrid Sur y AstroHenares. Astrofotógrafo. Monitor de astroturismo y responsable de Turismo Estelar, portal web de turismo astronómico.
Lee más artículos de Roberto Ferrero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *