- Observaciones

Observación de las Perseidas de 2020

«¿Nadie se anima a salir a ver las Perseidas?»- El mensaje de un compi de la AAMS en el canal de Discord de la agrupación no tardó en ser contestado por nuestra parte. Me puse a cargar las baterias de la cámara y revisé la instalación del HandyAvi en el ordenador para comprobar que funcionaba bien. En años pasados ya capturamos algunos meteoros con este programa con relativos buenos resultados.

En casa tenemos la antena yagui con la raspberry capturando meteoros vía radio y desde hacía varios días venimos detectando varios picos de actividad de meteoros así que la noche prometía.

Cargamos las cosas en el coche, la verdad es que un equipo bastante ligero con la StarAdventurer y la cámara de fotos, el ordenador y la ASI178MM con la lente AllSky y un par de camas plegables ya que lo que más nos apetecía era ver las estrellas fugaces con nuestros propios ojos.

Nos fuimos hasta la provincia de Toledo, a la Ermita de Melque, lugar que hacía bastante tiempo al que no íbamos. Llegamos a la puesta de Sol y ya había un compi con el telescopio montado. Luego llegaron otros compis, en total fuimos 5.

También reparamos que en la propia ermita había ya muchos coches y familias. Sin duda parece que este sitio cada vez es más conocido para ver las estrellas. Lo descubrimos gracias a un compañero de la agrupación hace unos años y al principio no venía nadie pero ha empezado a ser un sitio bastante concurrido, entre otros por aficionados a la fotografía nocturna. El problema no es que venga gente, que nosotros encantados. El problema es cuando la gente no es respetuosa y empieza a encender luces a mansalva y te fastidian la noche. Entenderéis ahora porqué cada vez apetece menos compartir los lugares de observación… por culpa de unos pocos terminan pagando otros.

Nos pusimos las mascarillas y bajamos (a pesar de estar al aire libre y mantener las distancias estuvimos con mascarilla casi toda la noche, seguridad ante todo). Después de charlar un rato empezamos a montar las camas plegables del Decathlon. Son un par de camillas que guardadas no ocupan nada y luego son muy cómodas.

Las montamos en unos minutos, la segunda más rápidamente que la primera (es fácil cuando le coges el truco). Luego monté la StarAdventurer y la ASI178MM sobre el trípode de la AZEQ6. Enseguida empezó a anochecer y Júpiter empezó a destacar en el cielo. Configuré la cámara de fotos sobre la StarAdventurer para lograr un encuadre de la constelación de Escorpio. La Vía Láctea estaba muy bonita hacia un sur bastante oscuro en la zona de los Montes de Toledo.

No tardamos en dar cuenta de los bocadillos y una cerveza mientas empezábamos a disfrutar de los primeros destellos de las Perseidas. ¡Alaaaaa! ¡Guauuuuuu! ¿Has visto esa? Todavía no teníamos la vista adaptada a la oscuridad y ya se veían algunas Perseidas. Pero el disfrute se veía interrumpido cada cierto tiempo por algún coche que llegaba y otro que se iba. Menudo trajín, ¿Pero la gente no puede estarse quieta? Una familia con niños, todos con frontales casi profesionales, vamos que ni que se fueran a hacer espeleología empiezan a apuntar a todas partes, se deslumbran entre ellos y se ciegan. Un peligro porque en la zona de la ermita puedes tropezar y pegarte una buena leche. Nosotros que estábamos a unos 50 metros y sus luces nos molestaban… pues imaginaros tenerles al lado. En fin, nos parapetamos de las luces como pudimos y cada vez que pasaba un coche cerrábamos los ojos para que no nos deslumbraran. Me apuesto un billete de 50 a que nuestros vecinos no vieron ni una sola Perseida con todas esas luces, luego dirán que «¡Que fraude!¡No se veía ninguna!»

Nos tumbamos en las camas y nos tapamos con las mantas. Nos pusimos los pantalones de esquí enrrollados a modo de almohada. «¡Madre mía! Pues si que se está cómodo aquí, me va a costar mantenerme despierto. ¡Despertadme si ronco! jajajajaja» Empezamos a cachondearnos y a relajarnos para disfrutar de las estrellas fugaces. Cada pocos minutos veíamos alguna fugaz y de vez en cuando alguna bastante interesante que dejaba incluso estela de varios segundos. La campana del HandyAvi sonaba de vez en cuando «Dong, dong, dong» cada vez que detectaba un meteoro. Aunque alguna vez sonaba y nosotros no veíamos nada. Me puse a revisar y resultaron ser satélites artificiales. Cada vez hay más en el cielo y no paraban de causar falsos positivos. A simple vista también vimos muchos.

La temperatura era agradable y el cielo estaba despejado pero por el horizonte este se apreciaba mucha contaminación lumínica, señal de que había bruma y nubes bajas. Es muy triste ver como el cielo tan bonito que teníamos aquí ha empeorado bastante desde hace 10 años por culpa del aumento de la contaminación lumínica. Han puesto muchas luces leds blancas y la luz blanca se dispersa mucho más. Ahora el cielo tiene en muchas partes la apariencia de que no termina de anochecer nunca.

Un meteoro esporádico en la constelación de Escorpio.

A eso de la 01:50 empezamos a ver Marte destacar por el este. La Luna no tardaría en aparecer y supondría el final de la observación. Su reflejo deslumbra muchísimo e impide que veas las fugaces más tenues.

«¡Mira! Eso ya es la Luna.»- Un pequeño gajo rojizo asomaba por el este con apariencia artificial. Disfrutamos viendo como terminaba de salir por el horizonte. Sin duda había muchas partículas en suspensión porque tenía un color rojizo muy marcado.

Nuestros «vecinos» teminaron marchándose y nosotros nos quedamos un rato más hasta que la Luna subió basante y su brillo empezó a molestar. Como teníamos hora y media todavía hasta casa a eso de las 3 terminamos volviendo para casa muy contentos tras haber visto unas 150 Perseidas entre los 5.

El año que viene tendremos una fase lunar más favorable para observar las Perseidas. Esperemos que tengamos una meteo favorable.

Actualización 24/8/2020:

Tras analizar los datos obtenidos con la antena de detección de meteoros estos son los gráficos obtenidos. Parece que hay un pico importante de actividad en la madrugada del 13 de agosto si bien los datos difieren bastante con estación fija que la AAMS tiene en Fuenlabrada que detectó el pico de actividad entre las 07:00 y las 08:00 del 12 de agosto. Tenemos que seguir haciendo pruebas para ver a qué es debido esta disparidad de datos.

Compártelo

Autor: Roberto Ferrero

Miembro de las agrupaciones astronómicas Madrid Sur y AstroHenares. Astrofotógrafo. Monitor de astroturismo y responsable de Turismo Estelar, portal web de turismo astronómico.
Lee más artículos de Roberto Ferrero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *