- Material

Maleta para el Mak127 y la AZ-GTi

La protección y cuidado de mi equipo astronómico siempre ha sido una prioridad para mí. Con la compra de mi último equipo estaba buscando algo para poder guardarlo y transportarlo con comodidad y así he dado con esta maleta para el Mak127 y la AZ-GTi que además le van como un guante.

Se trata de una práctica maleta con ruedas y rellena de espuma troquelada para poder recortar a nuestro gusto y adaptar los huecos a las medidas de nuestra montura o telescopio. El material de la maleta es plástico pero de alta densidad, lo que hace que el conjunto sea muy robusto y proteja con seguridad el equipo. De hecho, la alta densidad del plástico hace que la maleta sea algo más pesada de lo que me esperaba pero el hecho de llevar ruedas incorporadas facilita mucho su transporte.

maleta para el mak127
La maleta para el Mak127 con todo ordenado

El hecho de llevar ruedas es algo fundamental para mí. Procuro que todas las cajas y material astronómico pueda transportarlo sin cargar con él, esto implica el uso de maletas con ruedas o carritos (tengo un carrito de la compra desmontado donde cargo la caja del otro telescopio, la batería o la montura sujetos con ganchos y así transporto todo en un par de viajes). Con equipos pesados y voluminosos es preferible no jugarse la espalda y poder transportarlo todo con el menor esfuerzo posible, pero para llevarlo sobre ruedas sin miedo es necesario que todo esté envuelto y protegido correctamente con espumas de alta densidad, como es el caso de esta maleta.

La maleta tiene unas dimiensiones exteriores de 56 x 35 x 23 cm (interiores útiles de 51 x 28,5 x 19 cm) y cuenta con un asa extensible que quizá ha sido la parte que menos me ha gustado ya que es un poco basta. Las ruedas son pequeñas por lo que no ocupan mucho espacio.

Una vez recortada la espuma a a medida del tubo y la montura como podéis ver queda poco hueco libre, por lo que el espacio está bien aprovechado y todo el material protegido. Podemos aprovechar para guardar el buscador y la diagonal en un par de huecos más. El trípode se queda fuera, creo que buscaré la forma de acoplar unas cintas de velcro para poder transportarlo sujeto a la maleta.

Las medidas de la maleta creo que se ajustan a la normativa para poder transportarla en cabina de avión pero según la política de la mayoría de compañías es posible que te obliguen a facturarla al ser una maleta rígida. La maleta cuenta con una valvula para evitar deformaciones en caso de cambios de presión, no olvidéis abrirla antes de un viaje en avión. La maleta sella perfectamente y es estanca frente a polvo y agua. Además podemos cerrarla con un par de candados (no incluidos) para mayor seguridad.

El precio es de casi 90€, algo caro pero no tanto si tenemos en cuenta que es más barata que otros modelos similares y que el material que llevamos dentro vale mucho más y merece la pena protegerlo para evitarnos un disgusto.

Os dejo el enlace a Amazon por si os interesa: https://amzn.to/3yaMOwH

176,00 €
204,99 €
Compártelo

Autor: Roberto Ferrero

Miembro de las agrupaciones astronómicas Madrid Sur y AstroHenares. Astrofotógrafo. Monitor de astroturismo y responsable de Turismo Estelar, portal web de turismo astronómico.
Lee más artículos de Roberto Ferrero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *