- Curiosidades

Observando la luz zodiacal

Hay pocas cosas tan enigmáticas y emocionantes de ver en el cielo nocturno como la fantasmal luz zodiacal. Dicen que los mejores lugares para poder observarla es en los grandes desiertos del norte de África o en los de América del Sur, pero afortunadamente contamos con cielos lo suficientemente oscuros en España para poder ver su esquivo resplandor. Nosotros hemos visto la luz zodiacal desde La Mancha en varias ocasiones, en cielos oscuros pero no excelentes (con medidas SQM entre 21.04 y 21.40). De hecho, la hemos podido ver en las dos últimas salidas astronómicas durante los novilunios de enero y febrero.

¿Cómo ver la luz zodiacal?

La luz zodiacal es una banda blanquecina con forma piramidal cuyo brillo decrece a medida que se aleja del Sol. Para el ojo inexperto puede ser confundida fácilmente con contaminación lumínica.

Si nos fijamos bien nos daremos cuenta de que la pirámide de luz sigue la línea imaginaria de la eclíptica (donde encontramos las constelaciones zodiacales, de ahí su nombre), por lo tanto es muy posible que encontremos planetas en su trayectoria. En el caso de este año 2019 tenemos a Marte visible a simple vista y Urano. Durante esta época del año la Luz Zodiacal es visible al atardecer y llega prácticamente hasta la altura de Las Pléyades (M45). Necesitaremos, eso si, una noche de novilunio con transparencia excelente y un lugar de observación con horizonte oeste y suroeste despejado. En otoño podremos observarla antes del amanecer, al este.

Los meses de verano no son muy favorables para su observación ya que la eclíptica está bastante baja y la luz zodiacal no se eleva mucho sobre el horizonte.

Timelapse de la luz zodiacal

¿De dónde procede la luz zodiacal?

La luz zodical es el reflejo de la luz solar en las micropartículas de polvo existentes en el disco de nuestro Sistema Solar. Este disco tiene un radio de unos 600 millones de kilómetros y llega casi hasta la órbita de Júpiter pero es más denso en la zona interior. El polvo del disco proviene en su mayoría de una familia de cometas y en menor grado de asteroides.

Disco interplanetario, origen de la luz zodiacal. Fuente Science.

La actividad cometaria, sobre todo de los cometas periódicos, y las colisiones asteroidales son una fuente abundante de materia para el disco. Esa materia, no obstante, va precipitándose poco a poco hacia el Sol debido a la presión de radiación y al efecto Poynting-Robertson y se calcula que una partícula en la órbita de la Tierra caerá en el Sol en aproximadamente 7000 años.

Cassini fue la primera persona en estudiar y popularizar la luz zodiacal desde un punto de vista científico en el s. XVII. Sorprendentemente registró que dejó de ser perceptible entre 1665 y 1681.

Gegenschein, otra extraña luz

En oposición a la luz zodiacal es posible observar un brillo ovalado más débil todavía conocido como Gegenschein. Alexander von Humboldt bautizó con el término de «contraluz» a este curioso fenómeno que se localiza a más altura que la luz zodiacal. Necesitaremos cielos extremadamente oscuros para poder observarla.

gegenchein

¿Te ha interesado? Mira esto...

Compártelo

Autor: Roberto Ferrero

Miembro de las agrupaciones astronómicas Madrid Sur y AstroHenares. Astrofotógrafo. Monitor de astroturismo y responsable de Turismo Estelar, portal web de turismo astronómico.
Lee más artículos de Roberto Ferrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *