La constelación de Orión

La constelación de Orión es una de las más sencillas de reconocer en el cielo. Desde el hemisferio norte empieza a ser visible en otoño a media noche y ya en invierno la tenemos muy alta desde primera hora de la noche. Por ser una constelación ecuatorial es visible desde los dos hemisferios.

Esta constelación representa la figura de un cazador con arco y espada colgada del cinturón. Según la leyenda Orión fue un gigante que acosaba a las Pléyades, hijas del titán Atlas.

Principales Estrellas

  • Betelgeuse (Alfa Orionis): Es una supergigante roja variable. Es la novena estrella más brillante del cielo.
  • Rigel (Beta Orionis): Actualmente es la estrella más brillante de la constelación. En realidad es un sistema triple cuya principal componente es una supergigante azul.
  • Bellatrix (Gamma Orionis): Es una estrella azul de tipo B2 y define el “hombro” izquierdo de la figura del cazador. Es una estrella variable de tipo eruptiva y está comenzando la fase de transformación en supergigante naranja.

Ya en el conocido como “cinturón” de Orión encontramos de izquierda a derecha:

  • Alnitak: Es un sistema estelar triple cuya componente principal es a su vez un sistema binario. Junto a ella encontramos las nebulosas de la Llama y Cabeza de Caballo.
  • Alnilam: Es la más brillante de las estrellas del cinturón. Supergigante blanco-azulada de tipo variable pulsante irregular.
  • Mintaka: Es una estrella múltiple compleja cuya componente principal es de color azul. Como curiosidad comentar que está situada en el ecuador celeste.

Objetos de cielo profundo

  • M42 (Gran Nebulosa de Orión): Sin duda el objeto más característico de esta constelación es M42, visible incluso con prismáticos desde cielos semiurbanos. Esta nebulosa difusa tiene un diámetro aproximado de 24 años luz. Forma parte de una inmensa nube de gas que engloba la Nebulosa Cabeza de Caballo, la Flama, M78, la Nebulosa de Mairán e incluso el bucle de Barnard. La nebulosa brilla mucho a causa de la ionización de las nubes de gas por las estrellas del Cúmulo del Trapecio formado por estrellas jóvenes. En fotografía la Nebulosa de Orión se muestra espectacular pero incluso con telescopios de poca apertura nos ofrece un espectáculo impresionante. Con grandes aperturas podemos incluso captar matices de color rojizo, azulado e incluso verdoso.

  • M43 (Nebulosa de Mairan): La Nebulosa de Mairán se encuentra separada de M42 por un filamento de polvo. Es una región [H II] situada a unos 1.600 años luz de distancia de nosotros. Contiene varias estrellas en su interior, la más importante de magnitud 9 que ioniza el gas circundante.
  • M78: Es una nebulosa de reflexión asequible también con telescopios de aficionado. Tiene dos estrellas de magnitud 10 cuya luz se refleja en las nubes de polvo y las hacen visibles aunque buena parte de ella queda oculta por la densidad de las mismas.

  • IC434 y B33 (Nebulosa de La Cabeza de Caballo): B33 es quizá una de las imágenes más icónicas de la astronomía. Es una nebulosa oscura de absorción con forma de pieza de caballo de ajedrez que contrasta con el fondo de otra nebulosa de emisión [H II] (IC434) que brilla con tonalidades rojizas. Está situada junto a la estrella Alnitak. Es posible observarla visualmente con grandes aperturas y la ayuda de filtros de contraste.

  • NGC2023: Es una nebulosa de emisión de tonalidades azuladas situada al sur de IC434.
  • NGC2024 (Nebulosa de la Flama): Es una nebulosa de emisión con forma de llama muy próxima a Alnitak. Detrás de las zonas oscuras de la nebulosa hay un cúmulo de estrellas jóvenes que ioniza el gas y hace que brille con tonalidad rojiza.
  • El bucle de Barnard: Es una gran nebulosa de emisión que cubre casi toda la constelación de Orión. Se calcula que tiene unos 300 a.l de diámetro.

¿Te ha gustado? Síguenos y comparte.
3