- Astrofotografia, Observaciones

Explorando nuevos lugares de observación

El pasado fin de semana decidimos subir a la Sierra de Madrid con la intención de conseguir un seeing aceptable para hacer planetaria en vista de los penosos resultados obtenidos en nuestro lugar de observación habitual en Cubas de la Sagra durante las últimas semanas.

Estuvimos mirando por Google Maps en busca de alguna zona recreativa o parque donde poder llegar con el coche y que no se encuentre en una zona privada o de mucho tránsito. Cada vez es más complicado encontrar lugares de observación ya que hay muchas fincas privadas que suben hasta el monte, los montes que son públicos están con los caminos cerrados o son accesibles solamente mediante vías pecuarias. Afortunadamente Goolge Maps y especialmente Street View son dos herramientas perfectas para estudiar posibles localizaciones. Así encontramos el area recreativa de la Ermita del Cerrillo en Colmenarejo, a unos 900msm y decidimos ir a visitar el lugar.

Desde nuestra casa se tarda aproximadamente 45 minutos en llegar pero nos perdimos un poco por las indicaciones del gps y también encontramos un camino cortado con una valla así que al final tardamos una hora en llegar. La primera sorpresa es que el acceso es una vía pecuaria y eso ya no nos hace mucha gracia porque en principio no se puede acceder con vehículo ya que te arriesgas a una multa. Como el lugar de observación estaba cerca decidimos continuar, y nos sorprendió encontrar un restaurante con parking a pocos metros. Un poco más adelante, el area recreativa y un poco más el lugar de observación, donde había un coche aparcado… y dos personas montando un dobson ¡WTF! No esperábamos a nadie, la verdad. Me bajé del coche y me acerqué a preguntarles a ver si eran socios nuevos de la agrupación y resulta que no, que eran vecinos de la zona y a veces van ahí a observar. Estuvimos charlando un rato y luego empecé a montar el telescopio para que se fuera aclimatando.

El lugar de observación era una pequeña colina con un par de árboles que no molestaban mucho. Uno de ellos incluso tapaba un poco las luces del restaurante. El principal problema era que el coche no se podía meter en el lugar de observación y había que dejarlo en el camino, a unos 2o metros. Menos mal que el SC8 es ligero, aunque la montura no tanto.

Después de montar nos pusimos a cenar algo mientras anochecía. La temperatura era muy agradable y solo había unas pocas nubes muy dispersas. La atmósfera parecía muy estable. Estuve echando un vistazo a Venus y Júpiter y no había mucha turbulencia, la cosa pintaba bien. En cuanto apareció la polar puse en estación y monté la cámara y colimé el telescopio. Apunté a Júpiter y comencé a enfocar y a sacar algunos vídeos. Enseguida se empezaron a notar más detalles que el último día en Cubas. Venir hasta aquí ha sido todo un acierto. Son apenas 200 metros de altitud de diferencia pero la diferencia es apreciable.

Júpiter, derrotación de 4 vídeos de 120″

Comenzamos a sacar vídeos de Júpiter y nos decidimos a poner la barlow viendo la buena estabilidad del cielo. En cuanto Saturno estuvo alto pasamos a él y nos sorprendió lo bien que se veían los anillos, esto nos animó a poner la rueda portafiltros y a sacarle color. Varios videos en B/N y después vídeos largos para el RGB.

Saturno, derrotación de 4 vídeos combinados con RGB

Finalmente pasamos a Marte pero enseguida nos dimos cuenta de lo mucho que ha empeorado este planeta a causa de la tormenta de polvo global. No caímos en poner el filtro IR-pass, que seguramente nos hubiera dado un mejor resultado. En banda visible la verdad es que era complicado apreciar detalles en la superficie del planeta. ¡Que decepción!

La tormenta global de Marte, más que desvanecerse parece que empeora.

A eso de las 2 apagaron las luces del restaurante y el sitio se quedó muy tranquilo. No está mal para estar tan cerca de Madrid aunque hay bastante contaminación lumínica alrededor que se reduce al llegar la madrugada.

A eso de las 3 recogimos todo y regresamos a casa con Marte brillando intensamente en el cielo con un color rojizo y la Luna apareciendo por el horizonte majestuosa.

¿Te ha interesado? Mira esto...

Autor: Roberto Ferrero

Miembro de las agrupaciones astronómicas Madrid Sur y AstroHenares. Astrofotógrafo. Monitor de astroturismo y responsable de Turismo Estelar, portal web de turismo astronómico.
Lee más artículos de Roberto Ferrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.