- Consejos

Errores y cag…. que puedes cometer al usar un telescopio

A raíz de un hilo abierto entre los aficionados del foro astronomo.org hoy vamos a hablar de algunos errores y fallos que podemos cometer en alguna ocasión al utilizar un telescopio y cómo intentar evitarlos.

1. Olvidos

Uno de los errores más frecuentes y típicos es el que se nos olvide algún componente, accesorio o pieza del telescopio. Ya hemos visto en más de una ocasión cómo se arruina una noche de observación porque al llegar y ponernos a montar el telescopio resulta que el trípode o las pesas se han quedado en casa. Cuidado también con cables y baterías, es recomendable tener cables de repuesto y comprobar que las baterías están correctamente cargadas antes de salir de casa.

¿Cómo evitarlo? Lo mejor es tener una lista con todo el equipo necesario. Podemos tener esa lista en nuestro smartphone y comprobarla a medida que cargamos el coche. De esta manera nos aseguramos de llevar siempre todo antes de salir de casa. Intentar llevar el equipo en el menor número de bultos posible también simplifica los errores.

2. Montaje incorrecto, seguros sueltos.

Otro de los errores habituales se produce al montar de manera incorrecta el telescopio. Hay que seguir los pasos en el orden correcto y no hacerlo puede provocar un fallo catastrófico con la rotura del telescopio como consecuencia. Por ejemplo, podemos olvidarnos de nivelar el trípode desde el principio e intentar hacerlo con el equipo montado. Si no tenemos cuidado podemos volcar accidentalmente el telescopio al regular la altura de las patas. Otro fallo habitual consiste en poner el tubo en la montura antes de poner las pesas. Si hacemos ésto, sobre todo si nos olvidamos de apretar los frenos de la montura el telescopio girará el eje AR por gravedad y golpeará la pata del trípode.

Equipo

También podemos olvidarnos de apretar los tornillos de sujección de la cola de milano, los frenos de la montura o el tornillo de seguridad de las pesas. Estas últimas son peligrosas si caen desde la altura de la montura, pudiendo hacernos daño en el pié.

Otro error, menos frecuente pero posible es que se nos olvide roscar la montura al trípode. En este caso todo el conjunto caerá al suelo pudiendo dañar la mecánica de la montura y el propio telescopio.

¿Cómo evitarlo? Una vez más conviene hacer una lista de comprobación y practicar el montaje y el desmontaje del telescopio de manera periódica en casa, haciendo hábito del proceso. Tomarnos nuestro tiempo y no montar con prisas, llegar con antelación al lugar de observación y montar con luz de día también nos ayudará a evitar equivocarnos.

3. Fotografiar en jpg

Error habitual entre los astrofotógrafos, sobre todo principiantes aunque puede pasar a cualquiera. El uso de formato jpg supone una pérdida importante de información debido al método de compresión y nos limita mucho al no poder utilizar lineales durante el procesado. Siempre debemos utilizar formato RAW para conseguir buenos resultados. Este error es muy frecuente cuando intentamos fotografiar eventos fugaces como por ejemplo un eclipse, un amanecer o algo similar.

¿Cómo evitarlo? Nuestra recomendación es que no cambies nunca los settings de tu cámara y dispares siempre en RAW. No obstante no está de más comprobar los setups antes de disparar. Aprovecha para revisar el balance de blancos y el ISO, nunca está de más.

4. No enfocar bien, disparar con máscara de enfoque

Otro de los errores típicos de los astrofotógrafos, a todos nos ha pasado alguna vez ¿A que sí? Ponerte a hacer fotos y al cabo de varias tomas darte cuenta de que las imágenes están desenfocadas (porque se te ha olvidado enfocar, porque has cambiado de filtro, porque has hecho un goto y el enfocador se ha aflojado…) o darte cuenta de que está bien enfocado pero se te ha olvidado quitar la máscara de enfoque.

Máscaras Bahtinov y Hartmann respectivamente

¿Cómo evitarlo? Es buena idea acostumbrarse a hacer una toma corta antes de empezar la tanda de larga exposición para comprobar que todo está correctamente, el enfoque y el encuadre. También es recomendable revisar las imágenes a medida que se van haciendo o subir el volumen del ordenador para que escuchemos claramente cada vez que se hace una fotografía. Podemos utilizar también programas de automatización que revisan el enfoque de manera periódica (APT, SGP…)

5. Fallar en la puesta en estación

Una mala puesta en estación supondrá que la montura no se mueva con precisión y no siga correctamente los objetos. Podemos equivocarnos al identificar la estrella polar y alinear con una estrella incorrecta o incluso podemos equivocarnos al introducir la fecha y la hora en el mando de la montura GOTO. También te puede suceder que intercambies latitud y longitud en el mando. Como consecuencia notarás que la montura se comporta de manera anómala y es incapaz de localizar los objetos.

¿Cómo evitarlo? Puedes ayudarte de tu smarphone para localizar de manera correcta la estrella polar y comprobar la fecha y hora correctas pero siempre es preferible tener un poco de paciencia y esperar a que anochezca un poco y veas más estrellas para reconocer la polar.

6. No utilizar cintas calefactables

Una noche húmeda y fría puede dar al traste con una sesión de observación. Para mantener el objetivo de los telescopios en condiciones no queda más remedio que utilizar cintas calefactables. También el parasol es un componente fundamental para evitar la humedad en las lentes, si tu telescopio no tiene deberías comprarlo o fabricarte uno con plástico negro y goma Eva.

¿Cómo evitarlo? No esperes a que llegue el invierno y llévalas siempre montadas en el tubo, aunque no vayas a usarlas. Recuerda también que necesitarás baterías extra para alimentarlas. Llevar un pequeño secador de pelo de 12V en el coche también puede sacarte de un apuro alguna noche.

7. Utilizar oculares de diferentes tamaños

El riesgo de utilizar oculares de 1,25″ y de 2″ de manera conjunta implica que tendremos que hacer uso de un adaptador en el portaocular que tendremos que retirar o poner en función del ocular que queremos usar. Puede suceder que, durante la noche, nos despistemos e intentemos poner el ocular de 1,25″ sin haber puesto el adaptador y que el ocular se nos “cuele” por el portaocular ocasionando daños en el espejo. de la diagonal o el primario en el caso de un reflector.

¿Cómo evitarlo? Evita usar de manera conjunta oculares de diferentes tamaños. Si no queda más remedio comprueba que el adaptador está puesto antes de intentar poner el ocular. Ayúdate de una linterna roja muy tenue para iluminar si es necesario

8. Colimar y romper

El proceso de colimado es sencillo pero hay que tener precaución de hacerlo siempre con el tubo horizontal y poco a poco. Si somos muy bruscos y desroscamos demasiado los tornillos corremos el riesgo de que el secundario se suelte. Si además el tubo no está horizontal éste puede caer sobre el primario y romperlo.

Ten cuidado también si utilizas un destornillador, se puede escurrir de las manos y caer sobre el primario.

bob's knobs

¿Cómo evitarlo? Procura sustituir tus tornillos de colimación por Bob’s Knobs. En cualquier caso, siempre colima despacio y suavemente, si es posible con el tubo en horizontal.

9. Exceso de limpieza

Un exceso de limpieza puede ser más perjudicial que la propia suciedad. Utilizar alcoholes o productos de limpieza no adecuados puede dañar tus ópticas eliminando, por ejemplo, los tratamientos antirreflejo de las lentes o arañando las superficies. Otros productos abrasivos pueden dañar el aluminizado de espejos y el agua del grifo dejará restos de cal. En este blog hemos hablado ya en alguna ocasión sobre la limpieza de ópticas.

¿Cómo evitarlo? Limpia tus ópticas solamente cuando sea necesario y la suciedad afecte a la observación. Contacta con el fabricante para que te indique cómo limpiar correctamente tu equipo.

limpieza de lentes

10. Quemadura solar

También hemos hablado en alguna ocasión de los peligros de la observación solar. Los más habituales consisten en utilizar filtros no homologados o dañados pero también es posible que estemos utilizando los filtros correctos y estos se suelten por no estar bien ajustados o que los retiremos sin darnos cuenta mientras el telescopio está todavía apuntando al Sol. Que se estropee un ocular o una pieza del telescopio es lo de menos, una quemadura en nuestro ojo es para toda la vida.

¿Cómo evitarlo? Asegúrate de que siempre que manipulas el filtro solar el telescopio no está apuntando al Sol. Comprueba que los filtros están bien sujetos. No dejes que la gente manipule el telescopio mientras estás haciendo observación solar.

11. Elegir un mal lugar

Ponernos en un mal lugar también puede arruinarnos la noche. No es la primera vez que nos sucede que estamos con los telescopios en un lugar apartado pero relativamente conocido y empizan a llegar coches en medio de la noche bien sean de parejitas o de grupos que van a hacer botellón. Independientemente de que nos molesten con las luces de los coches y se marchen pueden levantar polvo y resultar molestos. En algún lugar de observación que frecuentábamos también se daba la circunstancia de que de vez en cuando pasaba un pastor con las ovejas y levantaba un montón de polvo, pasaba siempre al anochecer, cuando ya teníamos los equipos montados.

A algún compañero de afición también le ha ocurrido que ha montado en alguna ocasión el telescopio encima de algún hormiguero… eso ya es de nota.

Algo que me ha pasado personalmente (y me consta que no he sido el único) es que estés en una casa rural con el telescopio montado y en plena noche se encienda el riego automático. Mucho ojo con dónde montamos el telescopo.

¿Cómo evitarlo? Llega con luz de día y revisa el lugar donde vas a montar el telescopio. Evita lugares polvorientos o caminos de paso.

¿Te ha interesado? Mira esto...

Compártelo

Autor: Roberto Ferrero

Miembro de las agrupaciones astronómicas Madrid Sur y AstroHenares. Astrofotógrafo. Monitor de astroturismo y responsable de Turismo Estelar, portal web de turismo astronómico.
Lee más artículos de Roberto Ferrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *