- Eventos

Encuentro de agrupaciones astronómicas.

Los días 2 y 3 de junio se ha celebrado un encuentro de las agrupaciones astronómicas de Huesca, Madrid Sur y Astrohenares a la que hemos podido asistir. La idea del encuentro surgió durante la última reunión de la Federación de Asociaciones Astronómicas de España (FAAE) y la Agrupación Astronómica de Huesca nos invitó a visitar las instalaciones del Observatorio de Torres de Alcanadre (OATA) y el Centro Astronómico Aragonés y Planetario de Aragón (Espacio 0.42), sede de la agrupación.

Llegamos a Huesca por la tarde y después de hacer check-in en el hostal (por cierto, con nombre  astronómico y una decoración exterior muy curiosa, sobre todo en los balcones) nos dirigimos al punto de encuentro donde nos esperaba Alberto Solanes, presidente de la AA. de Huesca y desde allí nos dirigimos a Torres de Alcanadre, a unos 30 minutos en coche donde pudimos visitar el observatorio.

¿Cuántos astrónomos caben en un observatorio de 3,5m?

El observatorio se encuentra a las afueras del pueblo y bajo la cúpula de 3,5m encontramos un astrógrafo ASA de 20″ con cámara SBIG STX-16803 sobre una montura DDM-85. El observatorio está automatizado y se utiliza para fines científicos como por ejemplo la búsqueda de supernovas o seguimiento de cuerpos menores. Nos estuvieron contando el origen del observatorio, los problemas que tuvieron hasta que consiguieron hacerlo funcionar y los trabajos que allí realizan. No hace falta deciros la envidia sana que uno siente cada vez que visita un observatorio de este tipo, el sueño de todo astrónomo aficionado. Es algo bastante difícil de ejecutar, incluso para una agrupación grande.

Después de visitar el observatorio regresamos a Huesca y fuimos al planetario de Aragón que es la sede de la agrupación. Allí asistimos a dos proyecciones dentro del planetario e hicimos el pase en el simulador 4D que disfrutamos todos como niños pequeños. La primera proyección era sobre la materia oscura y la segunda una poesía, todo ello proyectado en la cúpula con proyector digital de muy alta calidad de imagen. También nos enseñaron los telescopios del observatorio, de los que ya hablamos anteriormente en la visita que hicimos a Espacio 0.42 en 2016. En aquella ocasión nos quedamos con las ganas de mirar por el SC16″ y el refractor de 152mm F12 pero en esta ocasión el cielo estaba casi totalmente despejado y pudimos mirar a través de ellos, empezando por Júpiter. A pesar de que los telescopios no estaban totalmente aclimatados la imagen ya era espectacular.

Pero antes de empezar la observación hicimos una pausa para la cena, que hicimos en el propio planetario, bajo un manto de estrellas en el techo del edificio. Una auténtica experiencia para astrotranstornados como nosotros. Los compañeros de Huesca nos obsequiaron con una riquísima caldereta de cordero. Las trenzas de hojaldre del postre también triunfaron, no parábamos de preguntar dónde las vendían. 🙂

Era complicado intentar corresponder a la invitación y estar a la altura de la calurosa acogida de nuestros amigos de Aragón pero no se nos ocurrió mejor idea que regalarles un fotómetro TESS para la medición del brillo del cielo desarrollado por Cristobal, presidente de AstroHenares.

Después de la cena pasamos al observatorio para mirar a través de los telescopios. Una experiencia totalmente recomendable ya que no todos los días uno tiene la posibilidad de observar por equipos de estas características. Personalmente la observación por el refractor me pareció más dulce que por el SC, quizá también porque el segundo requiere un periodo más largo de aclimatación. La calidad óptica del refractor era sencillamente excepcional. A parte de Júpiter pudimos ver algunos objetos Messier como por ejemplo M57 o M13. En el SC éste último llenaba todo el campo del ocular.

Fuera del planetario varios socios montaron también sus telescopios y estuvimos viendo Saturno y más objetos Messier hasta la salida de la Luna momento en que volvimos al hotel para descansar.

Al día siguiente estuvimos haciendo una visita guiada por la ciudad de la mano de uno de los socios de la Agrupación de Huesca que fue muy completa y amena con algunos guiños astronómicos como el Huescahenge o la estrella en el pórtico de la catedral.

Ha sido una experiencia muy agradable y que hemos disfrutado enormemente. Este tipo de actividades son muy enriquecedoras porque conoces a gente nueva y puedes intercambiar ideas e historias, el ambiente es muy agradable y se aprende mucho. Muchísimas gracias a los amigos de la Agrupación Astronómica de Huesca y a los coordinadores de AstroHenares y AAMS que han hecho posible esta actividad.

¿Te ha interesado? Mira esto...

Compártelo

Autor: Roberto Ferrero

Miembro de las agrupaciones astronómicas Madrid Sur y AstroHenares. Astrofotógrafo. Monitor de astroturismo y responsable de Turismo Estelar, portal web de turismo astronómico.
Lee más artículos de Roberto Ferrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *