- Curiosidades

El triplete de Leo

En el cielo encontramos en ocasiones asociaciones de objetos muy curiosas que reciben nombres fácilmente reconocibles: La cadena de Markarian, el Quinteto de Stephan, la Cascada de Kemble… hoy os voy a hablar de un trío de galaxias muy distinguido en la constelación de Leo.

El triplete de Leo

Conocido también como el grupo de M66 está formado por ésta galaxia, M65 y NGC3628. Todas ellas son galaxias espirales si bien la última la vemos totalmente de canto.

Su magnitud aparente las hace fácilmente observables incluso con telescopios modestos, ofreciendo una gratificante imagen para el observador amateur a pesar de encontrarse a unos 30 millones de años luz.

M65, M66 y NGC3628 con el telescopio Esprit ED100 y Canon 600D

Las interacciones gravitatorias entre estas galaxias ha dejado señales observables como el disco deformado de HGC3628 y un alargamiento en los brazos espirales de M66. Esta interacción no ha terminado y se cree que seguirán haciéndolo hasta que finalmente formen una gran galaxia elíptica. Se ha especulado mucho sobre la pertenencia de este grupo de galaxias al grupo de Virgo. Si bien se cree que todavía no pertenece terminará haciéndolo dentro de muchos miles de millones de años.

M66

Es la más brillante de las galaxias del triplete. Abarca unos 96.000 años luz. Lo más peculiar de esta galaxia es que tiene unos brazos espirales asimétricos, efecto producido por la interacción gravitatoria de M65. Se pueden apreciar unas largas e intrincadas bandas de polvo que se mezclan con los brazos repletos de brillantes jóvenes estrellas azules. En esta galaxia también se aprecian ricas zonas de hidrógeno molecular donde se están formando nuevas estrellas.

Sin duda la interacción gravitatoria con sus vecinas tiene gran culpa de la alta frecuencia con la que se producen supernovas en esta galaxia (3 observadas desde 1989).

M65

M65 es una galaxia espiral más corriente. Es muy parecida a nuestra galaxia, la Vía Láctea. Las estrellas del centro galáctico son más viejas y rojizas que las del disco, que tienen un color más azulado. Está situada a “tan solo” 200.000 años luz de M66 (una distancia 25 veces menor a la que nos separa de la Galaxia de Andrómeda), pero aunque ella ha afectado en la forma tan peculiar de M66 no parece que M66 haya variado significativamente la morfología de M65.

NGC3628

A pesar de que su apariencia es completamente diferente a las dos anteriores, NGC3628 también es una galaxia espiral, solo que la vemos de canto. Es patente la banda oscura que recorre todo el disco galáctico lo que la convierte en el elemento más tenue del triplete. Debido a esta peculiar apariencia recibe el sobrenombre de “Galaxia de la hamburguesa”, eso si, tendríamos que tener unas manos muy grandes para sujetar esta hamburguesa, aproximadamente de unos 100.000 años luz de diámetro.

De NGC3628 parece brotar un tenue brazo de materia repleto de jóvenes estrellas azuladas, una cola de marea producida por la interacción gravitatoria de sus galaxias vecinas y que se extiende unos 300.000 años luz.

¿Te ha interesado? Mira esto...

Autor: Roberto Ferrero

Miembro de las agrupaciones astronómicas Madrid Sur y AstroHenares. Astrofotógrafo. Monitor de astroturismo y responsable de Turismo Estelar, portal web de turismo astronómico.
Lee más artículos de Roberto Ferrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *