- Noticias

Un eclipse de Luna y Marte en oposición

El 27 de julio tenemos una cita con nuestros cielos. Al anochecer seremos testigos de dos hermosos fenómenos astronómicos. Por un lado un eclipse de Luna aparecerá por el horizonte al anochecer, por otro veremos a Marte en su máxima aproximación de los últimos 15 años, brillando con un tono rojizo de gran intensidad.

Eclipse de Luna

La Luna aparecerá por el horizonte la tarde del 27 de julio totalmente eclipsada en torno a las 21:30 hora española. El eclipse de Luna habrá comenzado dos horas antes, pero no será visible desde España en su inicio. En América del Sur también será visible al anochecer pero solo podremos ver la parte final del eclipse. En México no será visible. Preparad las cámaras de fotos porque la estampa puede ser espectacular, con la Luna de un rojizo muy oscuro apareciendo por el horizonte. El momento de máximo oscurecimiento se producirá a las 22:21 y a partir de ahí veremos la segunda mitad del eclipse.

Mapa de visibilidad del Eclipse. Fuente Wikipedia De PIRULITONTrabajo propio, CC BY-SA 3.0, Enlace

Este será uno de los eclipses de Luna más largos de los últimos años debido a que el centro de la sombra pasará prácticamente por el centro de la Luna pero curiosamente la Luna también estará en su punto más alejado (apogeo) a unos 405.000 km de distancia, si hubiera coincidido con el perigeo el eclipse duraría más todavía. La totalidad durará 1 hora y 42 minutos, la parcialidad 3 horas y 54 minutos y el eclipse en su conjunto 6 horas y 13 minutos desde el primer momento de ocultamiento hasta el final.

Durante la fase de totalidad la Luna no desaparece por completo, sino que adquire un tono rojizo y ceniciento muy particular, difícil de describir. Os recomiendo disfrutar del evento desde un lugar alejado de luces artificiales y libre de contaminación lumínica para disfrutar mejor del fenómeno y sus sutiles detalles. No hay dos eclipses lunares iguales, ya que el estado de la atmósfera terrestre influye mucho en el color que adquiere nuestro satélite. La actividad volcánica, por ejemplo, puede afectar al color que adquiere la Luna ya que, aunque el satélite queda totalmente eclipsado por la sombra de la Tierra, la luz solar llega débilmente hasta él por los fenómenos de refracción atmosférica. Os recomiendo leer la crónica del último eclipse de Luna que vivimos en 2015.

Eclipse lunar del 28 de septiembre de 2015.

Para medir el oscurecimiento de un eclipse de Luna usaremos la escala de Danjon en el momento del máximo del eclipse, que tiene los siguientes valores:

  • L=0: Muy oscuros, Luna casi invisible en el momento máximo del eclipse.
  • L=1: Grises oscuros o parduscos, pocos detalles visibles.
  • L=2: Rojizos o rojos parduscos con área central más oscura, regiones externas muy brillantes.
  • L=3: Rojo ladrillo, frecuentemente con un margen amarillento.
  • L=4: Anaranjado o cobrizo, muy brillante, a veces con un margen azulado

El próximo eclipse de Luna que podremos disfrutar desde España será en la madrugada del 21 de enero de 2019, solo apto para valientes por el frío que suele hacer en esa época del año.

El eclipse del próximo 27 de julio también será especial porque contará con un invitado de excepción. El planeta Marte se encuentra en oposición y estará, visualmente, próximo a la Luna. Un momento ideal para echar por tierra esa falsa creencia de que Marte se puede llegar a ver tan grande como la Luna.

Marte en oposición

El mismo día del eclipse Marte se encontrará en oposición, es decir, el momento en que la Tierra y Marte están alineados con respecto al Sol. El máximo acercamiento del planeta rojo se producirá unos pocos días después, el 31 de julio, momento en que llegaremos a estar a “tan solo” 57,59 millones de kilómetros. Habrá que esperar hasta 2035 para volver a encontrar a Marte tan cerca de nosotros. Las oposiciones de Marte se producen cada 2 años y 50 días y son momentos óptimos para enfocar nuestros telescopios hasta el planeta rocoso e intentar distinguir los detalles de su superficie tales como los casquetes polares (de color blanco) y las zonas de valles (marrón oscuro). Desafortunadamente este año se ha producido una tormenta de polvo de tamaño global que está dificultando la observación de los detalles geográficos del planeta desde hace unas semanas. Durante los últimos días y hasta finales de agosto ya se pueden realizar observaciones de Marte con bastante facilidad.

Si la tormenta de polvo se disipa durante los próximos días podremos ver el mejor Marte de los últimos años, si por el contrario la tormenta dura semanas nos quedaremos con las ganas de poder ver algo más que una pequeña mancha anaranjada con nuestros telescopios.

Aspecto de Marte sin y con tormenta de polvo. Imagen del telescopio Hubble (NASA/ESA)

A pesar de la proximidad de Marte hay que recalcar que nunca podremos llegar a verlo tan grande como la Luna ya es está mucho más lejos que nuestro satélite. Brillará con un rojo muy intenso durante las próximas noches pero solo algo más que las estrellas más brillantes del cielo. El día del eclipse tendremos a Marte muy cerca visualmente de la Luna, tal y como representa esta captura de Stellarium, un momento ideal para capturar esta bonita conjunción astronómica.

Os dejamos con este vídeo de nuestro canal de Youtube que hemos preparado para el evento.

 

¿Te ha interesado? Mira esto...

Autor: Roberto Ferrero

Miembro de las agrupaciones astronómicas Madrid Sur y AstroHenares. Astrofotógrafo. Monitor de astroturismo y responsable de Turismo Estelar, portal web de turismo astronómico.
Lee más artículos de Roberto Ferrero