- Observaciones

Despidiendo el Triángulo de Verano

Como dice la canción de Amaral “No quedan días de verano…”. Vamos despidiendo la temporada estival y comenzamos a saludar el cielo de invierno que se presenta con un majestuoso Orión saludando en las primeras horas de la madrugada. Son las noches otoñales, las más esquivas del año junto con las de primavera, con el tiempo tan variable que planificar una salida se convierte en un acto de fe y asunción de riesgos y cuando al recoger el telescopio no sabes cuando será la próxima noche despejada e intentas grabar en tu retina el cielo estrellado y la majestuosidad de la Vía Láctea.

Así vivimos la primera salida astronómica del otoño astronómico, y digo astronómico porque en lo meteorológico va todavía algo retrasado, por suerte para nosotros. Aprovechamos el novilunio para ir con algunos compañeros a la provincia de Toledo y hacer cielo profundo. No había sacado el Esprit desde las vacaciones de verano ya que las últimas salidas aproveché para hacer foto planetaria con el SC8.

Llegamos antes del ocaso al lugar de observación y comenzamos a montar nuestros telescopios. El cielo estaba despejado hacia el sur aunque con algunos cirros al norte y noroeste. La temperatura era muy agradable para esta época del año. De hecho no tuvimos que poner las cintas calefactables durante la noche ya que la temperatura no bajó de los 14 grados y la humedad se mantuvo baja. En cuanto anocheció pusimos los telescopios en estación. Utilicé el método de alineación a la polar del PhdGuiding que me está dando muy buenos resultados. Definitivamente no creo que compre el Polemaster ya que este sistema hace una puesta en estación bastante fina de manera rápida.

Todo funcionó a las mil maravillas, el guiado funcionó perfecto, no hubo problemas ni con cables ni programas. La única pega es que salí sin haber planificado la sesión y no llevaba preparada una lista de posibles objetos. Al final el compañero Susaron me sugirió fotografiar la Nebulosa del Tulipán y elegí este objeto para esa noche (no es el mejor objeto para una Canon sin modificar pero al final si que salió algo). En total me traje 50 imágenes de 5 minutos con sus tomas de calibración.
Tulip Nebula

Durante la noche vimos bastantes estrellas fugaces muy rápidas y débiles ¿Quizá Dracónidas por su radiante? La noche fue mejorando, de menos a más, con un cielo algo grisáceo a primera hora y bastante oscuro a partir de las 2 de la madrugada. En general una noche bastante buena en la que el viento también nos respetó la mayor parte del tiempo. Vimos cómo se ponía por el horizonte el Triángulo de Verano y como se elevaba majestuosa la constelación de Orión. Y también nos despedimos de Júpiter que ya se ve prácticamente solo al atardecer, aunque Saturno y sobre todo Marte nos acompañaron durante buena parte de la noche. Durante los próximos días tendrán su oportunidad Urano y Neptuno mientras Marte se aleja cada vez más de nosotros.

Los compañeros estuvieron fotografiando algunas galaxias como M33, cúmulos como M45 o nebulosas planetarias como NGC246 (Skull Nebula) o nebulosas como LDN1235 (Shark Nebula). La noche cundió bastante, a ver si tenemos un otoño aprovechable y podemos seguir saliendo con nuestros telescopios las próximas semanas aunque, no se si lo sabéis, se aproxima un huracán de categoría 1 a España ¡Tierra trágame!

¿Te ha interesado? Mira esto...

Compártelo

Autor: Roberto Ferrero

Miembro de las agrupaciones astronómicas Madrid Sur y AstroHenares. Astrofotógrafo. Monitor de astroturismo y responsable de Turismo Estelar, portal web de turismo astronómico.
Lee más artículos de Roberto Ferrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *