- Curiosidades

Datos curiosos de Marte

Datos curiosos sobre Marte que quizá no conocías:

  • El color rojizo del planeta está producido por la abundancia de partículas de óxido y sulfatos de hierro. Bajo la capa de polvo y arena la superficie es de un color gris-azulado.
El color rojizo de Marte desaparece en cuanto excavamos unos centímetros en su superficie.
  • En la mitología romana Marte, hijo de Júpiter, era el dios de la guerra. En la mitología griega su nombre era Ares. Tuvo dos hijos con Afrodita (Venus en la mitología romana), Phobos y Deimos.
  • La búsqueda de agua siempre ha sido un objetivo científico importantísimo para todas las agencias espaciales. La erosión apreciable en diferentes accidentes geográficos sugieren que en Marte hubo agua en abundancia en el pasado. Actualmente se cree que su atmósfera tiene un 0,01 % de vapor de agua y se ha encontrado hielo de agua en el subsuelo. También se detectó la presencia de varios lagos de agua líquida bajo el casquete polar sur.
  • Por supuesto la primera persona en observar Marte con un telescopio fue Galileo Galilei en 1609.
  • Algunos de los meteoritos que caen en la Tierra son fragmentos de Marte que han vagado por el espacio durante milenios tras la colisión de algún asteroide con el planeta.
El meteorito Allan Hills 84001 es de origen marciano. Fue descubierto en la Antártida.
  • La gravedad en Marte es un 38% de la de la Tierra. La densidad del aire también es menor. Esto hace que el viento levante partículas de arena de la superficie y se formen monstruosas tormentas globales de polvo que en ocasiones alcanzan proporciones planetarias.
  • El eje de rotación de Marte está inclinado con respecto a su plano orbital unos 25º. Esto produce estaciones al igual que ocurre en la Tierra.
  • El día en Marte (denominado «sol» por los ingenieros de NASA) dura 24h y 37 minutos terrestres. Esto supone un problema para los científicos y técnicos de las misiones marcianas ya que cada día se va acumulando un pequeño desfase horario.
  • Un año en Marte dura 687 días terrestres.
  • Marte tiene un diámetro de unos 6800 kilómetros, o sea que es casi la mitad de pequeño que la Tierra.
Marte es aproximadamente de la mitad del tamaño de la Tierra.
  • En Marte encontramos la montaña más alta del Sistema Solar, el Monte Olimpo, con una altura de más de 22 Km y un diámetro de 610 Km, casi tan grande como España. Se trata de un volcán extinto.
  • Se cree que Marte tuvo una gran actividad volcánica. No solamente encontramos el Monte Olimpo, también son muy significativos los tres volcanes de Tharsis (Ascraeus MonsPavonis Mons y Arsia Mons).
  • El mayor cañón del Sistema Solar también lo encontramos en Marte, se trata del Valles Marineris, en la región ecuatorial con 4500 km de longitud, 200 km de anchura y 11 km de profundidad máxima, llegando a cubrir un cuarto de la circunferencia ecuatorial del planeta.
El enorme «Valle de los marineros» es el mayor cañón del Sistema Solar.
  • Las temperaturas máximas diurnas, en el ecuador y en verano, pueden alcanzar los 20 °C o más, mientras las mínimas nocturnas pueden alcanzar fácilmente -80 °C. 
  • Debido a que Marte está mucho más lejos del Sol que la Tierra y a la densidad y composición de partículas en la atmósfera los atardeceres se ven de una tonalidad azulada.
Una espectacular puesta de Sol en Marte.
  • Sus dos lunas, Fobos y Deimos son pequeñas e irregulares. Fobos se está acercando lentamente a Marte y, en varios millones de años, acabará desintegrándose o colisionando con el planeta; Deimos se está alejando y un día escapará de la órbita marciana. Las sondas de la NASA han llegado a fotografiar eclipses producidos por estas lunas.
  • La Mars 3 soviética fue la primera sonda en aterrizar en Marte en 1971.
  • Las oposiciones marcianas, el mejor momento para ver el planeta, se producen cada 2 años y 50 días.
Compártelo

Autor: Roberto Ferrero

Miembro de las agrupaciones astronómicas Madrid Sur y AstroHenares. Astrofotógrafo. Monitor de astroturismo y responsable de Turismo Estelar, portal web de turismo astronómico.
Lee más artículos de Roberto Ferrero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *