- Consejos

10 Consejos de observación astronómica

En este artículo vamos a repasar algunos de los más útiles consejos de observación astronómica para aprovechar tu telescopio y terminar la sesión con la satisfacción de haber pasado una gran noche de astronomía.

1. Adáptate a la oscuridad

Puede parecer un consejo muy obvio pero pocos aficionados siguen a rajatabla la correcta adaptación visual a la oscuridad.

La adaptación a la oscuridad comienza en las horas previas a la observación, incluso aunque todavía sea de día. Procura llevar gafas de sol muy oscuras y cerradas. De esta manera cuando llegue la noche tus pupilas ya estarán habituadas a haber estado dilatadas varias horas antes y la adaptación a la oscuridad será más rápida y completa. El objetivo que buscamos es que nuestras pupilas se acostumbren a estar dilatadas.

Ya durante la noche la posible incidencia de luces (pantalla del smartphone, mechero, luces de coches, farolas a corta o media distancia) provocará que nuestra pupila se contraiga y necesitaremos otros 20-30 minutos para conseguir adaptarnos de nuevo a la oscuridad. Buscaremos por tanto un lugar protegido de luces parásitas, apartado de carreteras donde puedan pasar coches y por supuesto de núcleos urbanos.

También se venden en tiendas especializadas gafas con cristales rojos para evitar los deslumbramientos nocturnos producidos por luces parásitas.

Luz roja con un led
Pequeña linterna de luz roja muy tenue.

A la hora de observar directamente por el telescopio podemos taparnos con una tela negra que cubra nuestra cabeza y evite que la claridad exterior nos afecte. Aunque estemos en un sitio oscuro la propia luz de las estrellas provoca claridad. Taparnos con esta tela también nos puede ayudar porque no necesitaremos guiñar el ojo cuando miremos por el ocular. Si nos acostumbramos a observar con los dos ojos abiertos nos fatigaremos menos, esto lo veremos más detenidamente en un punto posterior.

Por supuesto las luces blancas están prohibidas, en todo caso utilizaremos luz roja muy tenue. Los frontales no son recomendables si estamos acompañados ya que podemos deslumbrar a las personas a nuestro alrededor. Si estamos acompañados y solo tenemos frontales lo mejor será colgarlos del cuello.

Por supuesto hay que utilizar la visión lateral en la observación de cielo profundo para conseguir ver los objetos más tenues y difusos. Doy por echo que ya estás al tanto de cómo funciona la visión de noche, si no es así te recomiendo que te pases por este interesante artículo que escribimos sobre la luz roja en astronomía.

2. Ante todo, comodidad

Disfrutar de la observación en una posición cómoda nos permitirá hacerlo durante más tiempo. Las posturas forzadas provocan fatiga y nos impiden disfrutar de la observación.

Es recomendable observar sentados en una silla. Para observar bien un objeto necesitamos varios minutos de observación y esto solo se consigue si nos encontramos en una posición cómoda y relajada. La silla ha de ser regulable en altura y, si es posible, fácilmente transportable. Una buena opción son las sillas de planchado que se pliegan fácilmente y son ligeras.


Leifheit 71310 – Silla Regulable, Color Blanco (Cocina)

Lista De Precios:69,95 €
Desde Nueva:34,50 € En Stock
Utilizado de: Fuera de Stock
comprar ahora

La respiración también es un factor muy importante. Debemos evitar estar encogidos o con el pecho comprimido. Una buena oxigenación ayuda a que nuestra vista funcione mucho mejor. Algunos expertos observadores hacen incluso varias inspiraciones profundas y prolongadas antes de poner el ojo en el ocular casi hasta hiperventilar y comentan que logran una o dos décimas de magnitud visual más.

3. Busca cielos de gran calidad

Cada día es más difícil encontrar cielos oscuros. La contaminación lumínica es un problema en constante crecimiento y hay muy pocos lugares en el mundo libres de ella.

Si bien aquí en España ya no tenemos cielos totalmente oscuros si que contamos todavía con zonas de gran calidad pero tenemos que desplazarnos a zonas muy aisladas. Aprovecha los mapas de contaminación lumínica para encontrar esos lugares o portales de turismo astronómico donde puedes encontrar alojamientos cerca de ellos.

consejos de observación astronómica
Casa rural en Teruel, una de las provincias con mejores cielos.

No tiene absolutamente nada que ver observar desde un cielo de tipo 2 o 3 (en la escala de Bortle) que en un cielo de tipo 4 a pesar de que este último pueda parecernos bueno.

4. Encuentra la noche perfecta

No todas las noches son iguales. Aunque veas el cielo despejado puedes encontrarte con un seeing mediocre. Es necesario consultar las previsiones meteorológicas para estar al tanto de la estabilidad atmosférica.

No todos los portales webs o apps meteorológicas te facilitan esta información pero portales especializados como Meteoblue, Windy o 7 timer si muestran conceptos como situación del jet-stream, humedad en las capas altas de la atmósfera o seeing.

Siempre es preferible realizar la observación astronómica en un lugar alto (preferiblemente por encima de 1000msnm) y a barlovento de los vientos predominantes si estamos junto a un obstáculo elevado como una montaña.

seeing
Timer7 una de las aplicaciones con nos muestra el seeing

Las fases lunares también son de vital importancia, ya que para la observación de cielo profundo necesitaremos evitar la presencia de la Luna acomodando los horarios de observación a la fase y posición de nuestro satélite.

Teniendo en cuenta todos estos factores al final las «noches mágicas» con un cielo perfecto y condiciones óptimas de observación se pueden contar con los dedos de una mano.

5. Planifica la observación

Antes de salir a observar conviene planificar la noche. Lo óptimo es observar objetos que estén en el cenit o lo más próximos a él pero puede darse la circunstancia de que, por algún interés particular, queramos ver algún objeto próximo al horizonte oeste. En ese caso empezaremos a observar primero estos objetos antes de que se oculten por el horizonte e iremos observando de oeste a este. Aprovechemos la máxima altitud de los objetos en el cielo para disfrutar de su observación, siempre disfrutaremos más de la observación de un objeto situado a 60º de altitud que cuando esté a 20º por ejemplo. También procuraremos evitar pasar de objetos muy tenues a muy brillantes ya que afectará a nuestra adaptación a la oscuridad. Por ejemplo, es preferible observar seguidas varias nebulosas en vez de ir intercalando cúmulos abiertos y nebulosas.

Para planificar la sesión podemos ayudarnos bien de cartas estelares (el triatlas es un excelente mapa estelar), una guía de bolsillo como el Sky & Telescope Pocket Atlas o bien podemos recurrir a páginas web como Telescopius. Si lo preferimos podemos instalar en nuestro ordenador algún programa como Deep Sky Planner.

No puedo dejar de recomendar tampoco la excelente guía de mi amigo y compañero de agrupación Ignacio Rabadán llamada «Qué se puede observar cuando se está observando«.

En general os recomiendo que vayáis apuntando los objetos que observáis en una libreta y hagáis vuestro propio registro de observación con pequeñas anotaciones para años venideros.

De cara a planificar los objetos que vamos a observar es importante basarnos previamente en dibujos de esos objetos (sketches) en vez de en fotografías que pueden resultar engañosas.

6. Utiliza el equipo adecuado

Es importante utilizar el telescopio y oculares más adecuados a nuestra sesión de observación. Cualquier telescopio nos va a valer para disfrutar del cielo pero siempre nos dará un plus más el utilizar el telescopio y ocular óptimos. Para cielo profundo buscaremos apertura, en este caso un reflector muy luminoso hará las delicias del observador de nebulosas y galaxias. Si queremos hacer planetaria la gran focal de un SC podría ser lo más adecuado sin dejar de lado tampoco los grandes reflectores por su generosidad al aplicar muchos aumentos al ser tan luminosos. Para estrellas dobles, cúmulos y observación lunar un refractor nos dará la mayor definición siempre que tenga buenas ópticas.

Los oculares son una parte importantísima del conjunto. De nada sirve que tengamos un gran telescopio si luego los oculares son de mala calidad. En función del objeto que queramos observar deberemos utilizar también oculares de mayor o menor distancia focal y campo de visión. Así para grandes cúmulos abiertos es recomendable utilizar oculares de distancias focales altas (20-30mm) y para planetaria distancias focales muy cortas (4-8mm) dependiendo de si nuestro telescopio los soporte.

En cuanto a filtros sería imposible hablar detenidamente de ellos aquí por su complejidad y extensión. Hay multitud de filtros visuales interesantes, entre los que podemos destacar los nebulares que mejoran en contraste de algunas zonas de emisión como por ejemplo el H-alpha u O-III. Los filtros de colores para planetaria o los de contaminación lumínica también son muy útiles.

Procura llevar siempre tu equipo ordenado y haz listas de chequeo si eres olvidadizo. No hay nada más frustrante que llegar al lugar de observación, ir a montar el telescopio y que te falte un componente como una pesa o el trípode (es más frecuente de lo que creéis). Llevad vuestro equipo siempre bien protegido en bolsas o maletines, un equipo bien cuidado mantiene considerablemente su valor de cara a una futura venta. Con frío o humedad llevaremos siempre cintas calefactables y parasoles (incluso un pequeño secador eléctrico por si hiciera falta desempañar una óptica).

7. Abrígate

Un aspecto importantísimo en esta afición es ir correctamente abrigado. De noche y en el campo la temperatura baja mucho (incluso en verano). Las noches de invierno son duras y se alcanzan fácilmente temperaturas bajo cero. No me extenderé mucho en este punto ya que escribí un artículo específico para él que podéis leer aquí.

8. Alimentación y bebida

Una correcta hidratación y alimentación, que nos permita entrar en calor y mantenernos despiertos facilita mucho la velada. Habitalmente, en las noches de invierno llevamos un caldo caliente en un termo que tomamos después de cenar (habitualmente algún bocadillo, por comodidad). El chocolate caliente o en barra y los frutos secos también son muy recomendables porque aportan energía y nos mantienen despiertos. Bebidas estimulantes con cafeína en general hacen más llevaderas las noches largas. El chocolate es tan efectivo como el café para mantenernos despiertos.

Astropizza
Nada mejor que una riquísima pizza durante una sesión de astronomía.

Normalmente, en verano, suele acudir más gente a las salidas de observación, momento ideal para compartir alguna tortilla, embutidos o cualquier otra delicia que se quiera poner en común para el disfrute de todos. Este tipo de observaciones son muy sociales y el ambiente es estupendo.

9. Elegir el lugar adecuado

También es importante situar nuestro telescopio en un lugar propicio. Intentaremos buscar un lugar plano y amplio con buena visibilidad del horizonte (procurando evitar obstáculos visuales como árboles o edificios). Siempre será mejor una superficie verde o al menos una de tierra compacta que una polvorienta ya que en ésta última a la más mínima brisa se levantará suciedad que acabará en nuestros telescopios y oculares.

Como hemos comentado en un punto anterior evitaremos estar cerca de luces directas que interfieran en nuestra adaptación visual a la oscuridad.

No es fácil encontrar lugares de observación. Hay que tener en cuenta que tampoco podemos invadir propiedades privadas (campos de cultivo, etc…) ni bloquear caminos. Por lo tanto nuestros lugares de observación se reducirán a áreas recreativas, parques y terrenos públicos o terrenos privados si tenemos autorización de los propietarios.

Evitaremos aparcar el coche muy cerca del telescopio o justo delante de la zona de observación del telescopio, sobre todo en verano si ha estado expuesto al Sol ya que por la noche radiará calor que producirá turbulencias. Esto es aplicable también a construcciones (tejados, etc…)

La altitud es un factor determinante para conseguir una buena resolución y minimizar el impacto de las capas atmosféricas bajas, que afectarán a seeing. Evita observar desde valles o lugares con tendencia a canalizar corrientes de aire. Las grandes masas de agua tienden a favorecer la estabilidad atmosférica.

10. Busca a los expertos

En la era de Internet podría parecer que todo lo podemos aprender por nosotros mismos simplemente buceando en redes sociales, webs y foros pero lo cierto es que hay muchísima información que solo aprenderás de la mano de expertos observadores astronómicos con años de experiencia a sus espaldas. Una sola noche a pie de telescopio en su compañía supone un importante traspaso de conocimientos de incalculable valor.

Ten en cuenta que para que te acepten como compañero de observación tendrás que ser escrupuloso con el tema de evitar deslumbramiento por luces.

10 consejos de OBSERVACIÓN ASTRONÓMICA con tu TELESCOPIO ✔🔭
Compártelo

Autor: Roberto Ferrero

Miembro de las agrupaciones astronómicas Madrid Sur y AstroHenares. Astrofotógrafo. Monitor de astroturismo y responsable de Turismo Estelar, portal web de turismo astronómico.
Lee más artículos de Roberto Ferrero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *