- Noticias

Un astrónomo aficionado registra un nuevo impacto en Júpiter

El astrónomo aficionado afincado en Texas, Ethan Chappel, capturó con su telescopio el pasado día 7 de agosto el impacto de un objeto (posiblemente un asteroide de entre 5 a 20 metros de diámetro contra Júpiter.

Utilizando un Celestron C8 EdgeHD, una cámara ZWO ASI290MM, una lente barlow y un filtro rojo Chappel capturó varios vídeos de Júpiter durante esa noche. Tras revisar las imágenes con el programa DeTeCt encontró un flash en varios fotogramas a las 4:07UTC que evidenciaban la colisión de un objeto de considerables dimensiones con el gigante gaseoso. El destello se produjo en la banda ecuatorial sur (SEB) del planeta.

Chappel publicó en Twitter una animación con las imágenes del impacto y pidió ayuda para confirmar el evento, por si alguien más lo había registrado. Algunos astrónomos no tardaron en felicitarle y en darle alguna recomendación.

«¡Felicitaciones Chappel por el descubrimiento de un impacto en Júpiter! Es poco probable que haya una cicatriz en las nubes, pero si observabas en ese momento, ¡revisa tus videos!«, escribió en Twitter el astofotógrafo británico Damian Peach en su cuenta de Twitter.

Impactos anteriores

Debido a su gran tamaño y masa Júpiter tiene un fuerte campo gravitatorio y eso le convierte en un objetivo bastante frecuente de asteroides y cometas. De hecho no es la primera vez que se registra un evento similar. En julio de 2009 el astrónomo australiano Anthony Wesley también registró con su telescopio el impacto de otro asteroide El mismo Wesley volvió a registrar otro evento similar en 2010.

El 10 de septiembre de 2012 el astrónomo aficionado Dan Petersen observó visualmente un destello en Júpiter. El astrónomo George Hall, que había estado grabando vídeos del planeta en ese momento, confirmó la captura en vídeo del fenómeno.

El último evento similar registrado se produjo en 2016 por Gerrit Kernbauer (Moedling, Austria), con un telescopio de 8″.

Pero sin duda el evento más espectacular se produjo en 1994 cuando el Cometa Shoemaker-Levy 9 se fragmentó y colisionó con Júpiter, resultando en una serie de impactos. El fenómeno fue observado a nivel mundial ya que su colisión había sido calculada previamente.

¿Te ha interesado? Mira esto...

Compártelo

Autor: Roberto Ferrero

Miembro de las agrupaciones astronómicas Madrid Sur y AstroHenares. Astrofotógrafo. Monitor de astroturismo y responsable de Turismo Estelar, portal web de turismo astronómico.
Lee más artículos de Roberto Ferrero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *