Winter is coming. Hazte tus propias cintas antirocío para tu telescopio.

ETXwithDSLR_Feb09Llega el otoño, las noches son más largas, las temperaturas todavía soportables, las Pléyades y Orión comienzan a estar a tiro… pero por culpa del rocío o la condensación tienes que recoger apresuradamente tu equipo en lo mejor de la observación o la sesión de astrofotografía. ¡Que fastidio!

Durante las últimas salidas la humedad ha sido insoportable, haciéndonos recoger incluso tan solo una hora después de haber montado. Que se moje el equipo no es bueno, pero soportable, pero si se empañan las ópticas ya no hay nada que hacer salvo recoger el equipo y volverse a casa. Y todo por el famoso punto de rocío.

El punto de rocío es la temperatura a la que empieza a condensarse el vapor de agua que hay en la atmósfera produciendo rocío, neblina o incluso escarcha si la temperatura es muy baja. Si nuestro telescopio alcanza el punto de rocío las ópticas se empañan y no vemos nada ¿Cómo evitarlo? Con cintas calefactables.

Pero las cintas calefactables son bastante carillas, sobre todo si tenemos en cuenta que es relativamente fácil hacerse unas en casa con pocos materiales, maña y un poco de tiempo. Yo pensaba comprarme unas pero aprovechando unos días de vacaciones y unos consejos de un compañero de agrupación (recomiendo ver su blog http://astronomiapinto.blogspot.com.es/2013/11/cinta-anti-rocio-para-camara-reflex.html) que se las ha hecho e optado por aventurarme a fabricarlas yo mismo ¡Y ha sido muy divertido!

Material

Para fabricar las cintas tan solo necesitamos los siguientes materiales fácilmente localizables en una tienda de electrónica de tu barrio:

-Cable (yo he comprado el de los altavoces), 3 metros: 3,5€

-Resistencias de 330 ohm y 1/2w , para mis dos cintas compré 50 unidades: 1,7€

-Cinta aislante

-Alicates, tijeras y un cutter

-Soldador y estaño

-Velcro autoadhesivo (1,6€ en un chino)

Proceso

En primer lugar hay que medir la longitud de la cinta que vamos a fabricar (en función de nuestro telescopio) y las resistencias que necesitaremos. Hay unas tablas disponibles en Internet que nos facilitarán el cálculo. Os recomiendo esta página donde lo explican muy bien: http://astrobcn.blogspot.com.es/2010/11/construccion-de-un-sistema-anti-rocio.html

Para el tubo guía de Lunático EZG-60 realicé una tira de 26 cm usando 12 resistencias separadas por 2 cm.

Para el tubo TS65 realicé una tira de 36 cm usando 17 resistencias separadas por 2 cm.

En primer lugar coloqué sobre el escritorio una protección de cartón para no quemar ni arañar la mesa. Después me dispuse a pelar cable dejando al aire el trozo correspondiente a la longitud de la cinta y un buen trozo más con su protección de plástico para conectar a la batería.

DSC_0431

A continuación retorcí el cable para que los hilos no quedaran sueltos. Usé un poco de celo para pegar el cable al cartón y realicé lo propio con las resistencias, separándolas 2 cm.

DSC_0432

Con la ayuda del soldador y el estaño comencé a fijar las resistencias al cable.

Una vez finalizado el soldado recorté los sobrantes con las tenazas y cubrí con cinta aislante el cable pelado, asegurándome de que solo las resistencias quedaban al aire.

DSC_0433

DSC_0434

Para finalizar coloqué las cintas sobre el lado adhesivo de las tiras de velcro.

DSC_0435

Como veis es un proceso bastante sencillo, a mí, que soy un negado para estas cosas de la electrónica me llevó unas 3 horas hacerlas.

Ahora solo falta conectar a una batería de 12V, pero si queremos ser un poco más pulcros podemos hacer unos conectores y una caja de regulación. Esto ya lo explicaré en otro post.

DSC_0436

Si no tienes tiempo, o no te apetece hacerte las cintas recuerda que siempre puedes comprarlas en una tienda especializada (como por ejemplo en Magnitud Límite 😉 ), no es tan divertido pero es mejor que no tener nada y que se te fastidie una sesión de observación.

 

¿Te ha gustado? Síguenos y comparte.
0

¿Te ha interesado? Mira esto...