Una noche de astronomía virtual.

¿Te gusta la astronomía pero no tienes telescopio? ¿Vives en una gran ciudad y la contaminación lumínica te impide ver las estrellas? ¿Esas dichosas e inoportunas nubes de fin de semana han vuelto a hacer de las suyas? Hoy vamos a practicar una sesión de astronomía virtual, sin movernos de casa y sin que la contaminación lumínica o las nubes nos lo impidan.

Aunque ningún programa de ordenador puede simular la experiencia de vivir una noche a pie de telescopio, bajo el manto estrellado de la Vía Láctea, disponemos de algunos recursos para hacer más llevadera la sequía astronómica que se suele dar durante estas fechas por culpa de la meteorología. Además, es una buena forma de preparar una sesión de observación astronómica real.

En primer lugar te recomiendo apagar las luces de casa y poner una banda sonora ambiental. Vamos a abrir el Stellarium (del que ya hablamos anteriormente en este blog) y seleccionaremos la fecha (20 de septiembre de 2014) y hora de esta noche.

nochevirtual01

Al atardecer, cuando las primeras estrellas comienzan a hacerse visibles, dos brillantes puntos llamarán nuestra atención hacia el Oeste, se trata de los planetas Marte y Saturno. Con Stellarium podemos simular la óptica de un telescopio virtual y elegir un ocular para hacernos una idea de cómo se verían estos planetas. En mi caso, yo he elegido un SC de 8″ y comenzaré con un ocular de 13mm y la barlow x2.

saturnovirtual02

El majestuoso Saturno aparece ante nuestros ojos, con sus impresionantes anillos y la característica división de Cassini (una zona oscura que separa los anillos A y B). Habitualmente la turbulencia atmosférica no nos permitiría observar esta división con tanta nitidez, pero vamos a aprovecharnos del excelente seeing que tiene nuestro ordenador 🙂

Como puedes observar, además del planeta, también se pueden observar algunas de sus lunas. Titán es la más llamativa al ser la más grande y brillante. Es la segunda luna más grande de Nuestro Sistema Solar y además es el único satélite que cuenta con una atmósfera destacable. Gracias a la misión Cassini-Huygens podemos ver incluso como es la superficie de este satélite.

Marte en cambio se nos presenta con muy poco detalle, apenas una bolita anaranjada y quizá algo blanquecina por uno de sus polos. En este momento no nos encontramos en una posición muy favorable para su observación.

martevirtual03

Pero como tenemos el mejor de los telescopios esta noche a nuestra disposición podemos darnos un buen paseo por el planeta rojo. para ello abriremos el programa Google Earth. En el menú seleccionaremos Ver/Explorar/Marte.

martegoogle04

La NASA y la ESA han hecho públicas millones de imágenes en alta resolución de Marte captadas por las sondas que están orbitando el planeta. Podemos descargar esas imágenes en nuestro ordenador y analizarlas posteriormente. Hay tanta información que se necesitarán años para visualizar todas las imágenes.

martegoogle05

Después de perdernos por los valles y planicies de Marte volvemos a nuestro “campo virtual” en la Tierra y nos damos cuenta de que se ha hecho totalmente de noche. ¡Que rápido pasa el tiempo! Marte y Saturno apenas ya son visibles como consecuencia del movimiento de rotación de la Tierra. Los astros parecen moverse, pero en realidad somos nosotros los que nos movemos en dirección inversa.

Como en nuestro ordenador no hay ciudades que generen molesta contaminación lumínica tenemos una impresionante vista de la Vía Láctea. ¿Te imaginas poder verlo con tus propios ojos? Es una experiencia “mística” que cambia a las personas que no la han visto antes. Verte cubierto por ese enorme manto de estrellas, darte cuenta de que es nuestra propia galaxia vista desde dentro, que hay millones y millones de estrellas, que muchas de ellas tienen planetas… da que pensar ¿verdad?

nochevirtual02

Apuntamos nuestro telescopio hacia una hermosa nebulosa en la constelación de Sagitario, tal vez una de las más hermosas del verano, la Nebulosa de la Laguna. Stellarium, con el C8 y un ocular de 32mm nos la muestra así:

lagunavirtual05

Como nuestro telescopio virtual es mágico nos muestra la nebulosa a todo color, como si de una fotografía se tratase. Debemos tener en cuenta que si estuviéramos haciendo una observación real, con nuestros propios ojos, no veríamos tanto detalle y ni un atisbo del color rojizo en la nebulosa, veríamos a esta en escala de grises. No obstante, su contemplación no te dejará indiferente, sobre todo si tienes en cuenta que de esa nubecilla están naciendo nuevas estrellas, y con ellas nuevos mundos.

En una sesión habitual lo normal es observar un número determinado de objetos, pero sin prisa, deteniéndose varios minutos en cada uno de ellos para intentar que nuestros ojos se acostumbren a la oscuridad y perciban cada mínimo detalle.

Podemos ir ayudándonos de Stellarium para ir “navegando” de un objeto a otro ya que este programa nos da la posibilidad de señalar los principales objetos de cielo profundo.

nochevirtual03

A eso de las 06:00 de la mañana la Luna aparecerá por el horizonte Este, brindándonos la oportunidad de observarla con nuestro telescopio virtual. Stellarium no nos mostrará mucho detalle de ella, así es como la veríamos con un ocular Hyperion a 24mm

lunavirtual06

Afortunadamente tenemos la opción de observar la Luna a través de Google Earth o con otra aplicación que ya hemos visto anteriormente en este blog, Virtual Moon Atlas.

Otro de los recursos más impresionantes que puedes consultar en Internet sobre la Luna es la página web de la misión LRO de la NASA, con espectaculares imágenes a alta resolución de nuestro satélite. Las imágenes obtenidas por la japonesa Kaguya tampoco se quedan cortas.

Como hemos podido ver, hay multitud de recursos en Internet (los que hemos visto son solo una pequeña parte) disponibles para aprender Astronomía de forma cómoda desde casa. Es una buena opción a tener en cuenta antes de salir a observar al campo teniendo en cuenta que la observación directa no puede compararse a la imagen de una fotografía en un ordenador, si bien es más “íntima y personal”, con una magia especial difícil de describir con palabras. Por otro lado hay sensaciones y experiencias que no pueden ser reproducidas en un ordenador, como por ejemplo la observación de una estrella fugaz muy brillante. Por ello te animo a acercarte a tu agrupación astronómica local o a contactar con un astrónomo amateur cercano y acompañarles en sus habituales salidas de observación para vivir una auténtica experiencia astronómica.

¿Te ha gustado? Síguenos y comparte.
1