Una de ciencia-ficción: Prometheus

Este pasado fin de semana tuve la suerte de poder asistir a un pase privado de la película Prometheus por cortesía de Twentieth Century Fox. Antes de nada he de confesar que soy un forofo de las películas de ciencia-ficción, desde bien pequeño es de los géneros que más me han gustado. También intentaré no desvelar nada de la trama de la película así que avisaré antes de hacer algún comentario “peligroso”.

Bien, lo primero de todo es comentar la calidad visual de la película. El visionado fue en 3D y la verdad es que te mete de lleno en los escenarios sin abusar en los “artefactos”, en cuanto la trama de la película comienza a desarrollarse te olvidas de que estás viendo un 3D artificial, parece que estás observando realmente la aventura como uno más.

La atmósfera espacial está muy conseguida, los efectos especiales muy trabajados. La trama, bueno, mi consejo es que no esperes ver una precuela de “Alien: el octavo pasajero”, tienes que ir con la mente un poco más abierta. Olvídate de Alien y piensa que vas a ir a ver una buena película de ciencia-ficción (y algo de terror) pero para los que vimos la primera película de la saga durante nuestra infancia y esperemos vivir esos momentos terroríficos (que también supieron trasladar a Alien 2) es posible que salgamos algo decepcionados. A mi parecer Prometheus no es una precuela de Alien pura y dura, es una historia que “encaja” cronológicamente con Alien pero luego va mucho más allá. Es más filosófica, más humana.

Y hasta aquí debes leer si no has visto todavía la película. Aviso que ahora vienen los Spoilers.

La trama para mi gusto deja demasiadas puertas abiertas, demasiadas incógnitas. Imagino que todo estas incógnitas se resolverán en futuras películas ya que el final da para ello. Por otro lado echo en falta una atmósfera más claustrofóbica en la película. En Alien Ridley Scott jugaba con nuestros miedos naturales ( escotofobia o miedo a la oscuridad, claustrofobia … ) eso creaba una atmósfera especial dentro de la Nostromo. En Prometheus esa atmósfera se vive un poco cuando están en los túneles, en la cámara con la estatua de la cara y sobre todo en la escena de la protagonista dentro de la cápsula de cirugía.

Respecto a la interpretación del reparto la verdad es que no hay nada que destacar. Ni siquiera Charlize Theron destaca especialmente, simplemente cumplen su cometido. Dudo mucho que recordemos a Noomi Rapace como en su día encasillamos a Sigourney Weaver como protagonista de Alien.

En cualquier caso es una película muy recomendable, que se te pasará volando, disfrutarás si te gusta el género y saldrás de la sala con ganas de más.

¿Te ha gustado? Síguenos y comparte.
2