Tipos de telescopios

A la hora de escoger un telescopio conviene conocer los diferentes modelos y sus peculiaridades. Actualmente en el mercado podemos encontrar los siguientes tipos de telescopios:

Refractor– Refractores: Son aquellos telescopios que hacen uso exclusivamente de lentes para ampliar la imagen del objeto que queremos observar y aumentar su luminosidad. Estos telescopios tienen una lente en un extremo del tubo (objetivo) y refractan la luz concentrándola en el otro extremo del tubo desde donde nosotros observamos. Dependiendo de la complejidad del instrumento tendrá más o menos lentes en el interior del tubo para conseguir amplificar más la imagen.
Normalmente este tipo de telescopio suele ser largo y relativamente estrecho y muestra unas imágenes nítidas. Son ideales para observación lunar y planetaria y tienen un mantenimiento relativamente bajo. Por contra, estos telescopios suelen adolecer de aberraciones cromáticas producidas por las lentes lo que puede producir que veamos colores violáceos en los bordes de los objetos que observemos. Esto se puede evitar usando lentes más complejas y costosas (apocromáticas). Un último dato a tener en cuenta, a partir de cierta abertura el precio de este tipo de telescopios se dispara.

Reflector

– Reflectores: Son aquellos telescopios que hacen uso exclusivamente de espejos para ampliar la imagen del objeto que queremos observar y aumentar su luminosidad. Este tipo de telescopios constan de un tubo abierto por uno de sus extremos, parcialmente obstruido por un soporte (araña) que alberga un pequeño espejo plano (secundario) y un espejo mayor cóncavo (primario) en el fondo del tubo que concentra la luz.

Este tipo de telescopios suele ser ancho y largo y tiene una gran acogida debido a la excelente relación abertura/precio. Son ideales para la observación de objetos del cielo profundo y cuentan con la ventaja de no sufrir de aberraciones cromáticas. Por contra tienen los siguientes inconvenientes: sufren coma o aberración comática, la obstrucción central producida por el espejo secundario resta luminosidad al telescopio, suelen ser equipos algo más pesados y voluminosos que los refractores y el hecho de que el tubo esté abierto por un extremo puede producir distorsiones por diferencia de temperatura (efecto tubo o chimenea). El mantenimiento de este tipo de telescopios también es algo mayor ya que tendremos que colimarlos periódicamente.

En cualquier caso son telescopios ideales para iniciarse ya que con un coste no muy elevado podemos disfrutar de una gran versatilidad, ahora bien hay que tener en cuenta el peso y el tamaño.

catadioptrico– Catadióptricos: Son aquellos telescopios que hacen uso tanto de espejos como de lentes para ampliar la imagen del objeto que queremos observar y aumentar su luminosidad. Básicamente se trata de reflectores a los que se les compensa la aberración esférica y de coma mediante la interposición de lentes correctora. Son telescopios más pequeños que los reflectores y que presentan imágenes con mayor calidad. Por contra son más caros y muy delicados tanto en su transporte como en su mantenimiento.

Dentro de los catadióptricos encontraremos diferentes tipos:

– Maksutov-Cassegrain.

– Schmidt-Cassegrain.

¿Te ha gustado? Síguenos y comparte.
1

¿Te ha interesado? Mira esto...