“Descubrir un cometa” por David H. Levy

La madrugada del 20 de mayo de 1990 (a las 3 de la mañana) estaba algo nublado y oscuro cuando entré en el jardín, di unos pasos y quité el techo cuadrado (3x3m) del observatorio de mi cobertizo. Aunque desde hacía unas noches se había podido ver el cometa Austin con prismáticos, ahora se había […]

Continuar