Salidas de observación estivales

El verano es muy buena época para salir con nuestros telescopios. Por fin tenemos cielos despejados y el calor (bochorno) de la ciudad nos anima a salir al campo con más alegría para disfrutar de una refrescante sesión bajo las estrellas. Además, en esta época la Vía Láctea se muestra majestuosa sobre nuestras cabezas. Durante las últimas dos semanas he realizado tres salidas, bastantes para un plazo de tiempo tan corto, y tan continuadas que apenas he tenido tiempo hasta ahora para escribir sobre ellas.

La primera fue el sábado 23, fue totalmente improvisada. Estaba bastante agobiado en casa, así que cogí el Nexstar 5 y me planté en el lugar de observación a las afueras de Madrid en media hora. No me llevé cámaras, solo el telescopio y los oculares para hacer visual y relajarme un rato. Empecé haciendo algo de planetaria con Marte y Saturno. El seeing era muy bueno y el Nexstar 5 sigue fascinándome por su capacidad de resolución. Observé uno de los mejores Saturno que he visto en bastante tiempo, con la división de Cassini totalmente definida y hasta cambios de tonalidad en la atmósfera. Estuve como unos 2o minutos seguidos sin quitar el ojo del ocular.

Respecto a Marte, ya se aprecia bastante que se aleja de nosotros. El planeta rojo aparecía con una fase bastante acusada, aún así era posible ver detalles de su superficie.

Después estuve observando algunas estrellas dobles e incluso me atreví con algunos objetos de catálogo Messier a pesar de la contaminación lumínica. Disfruté mucho observando M22. Todo esto con la radio puesta en el coche (cuando estoy en compañía no suelo poner música ya que los gustos de cada uno son variados y así no molestamos a nadie). La sesión de astroterapia fue totalmente efectiva y tras un par de horas, cuando salió la Luna, recogí y me volví para casa totalmente relajado.

Al día siguiente, también salimos ya que el lunes era festivo. Esta vez me acompañó Diana, y nos juntamos con Mario y Dani. Me llevé el SC8 con la intención de hacer algo de planetaria. Por desgracia la atmósfera no estaba igual de estable que el día anterior. Capturé unos vídeos de Marte y Saturno que no son gran cosa.

marte
saturno
Cuando salió la Luna observé un rato y me fijé en un par de cráteres que parecían unidos. Se los enseñé a Dani y él encontró una “cara” muy curiosa 🙂

luna

Durante la noche llegaron unos chicos a los que no conocíamos. Se pusieron a mirar el cielo con sus prismáticos. Parece ser que vieron el lugar de observación en alguno de los foros y se animaron a pasarse por allí. Estuvimos charlando un rato y Mario les enseñó algunos objetos con su telescopio.

El fin de semana siguiente salimos el sábado a pesar de que el tiempo anunciaba algunas nubes. Fuimos de exploración a un lugar nuevo, con la esperanza de encontrar una zona más oscura que la habitual de Corral de Almaguer a la que solemos ir y que cada vez está con peor cielo por culpa del incremento de contaminación lumínica.

julio2016a

A este nuevo lugar, situado también en Toledo tardamos en llegar lo mismo y está bastante bajo por lo que no hay ninguna luz directa. Estuvimos varios amigos, entre ellos Mario y Pablo al que conocí en persona después de haber hablado mucho a través de foros.

En esta ocasión no me llevé telescopio, solo la montura y un conjunto de pletinas y colas de milano para poner la cámara y un tubo de guiado. Mi intención era hacer Rho Ophiuco pero las nubes me estropearon muchas de las tomas. El lugar no estaba mal pero las nubes nos impidieron comparar objetivamente la calidad del cielo (el sqm marcó entre 21.05 y 21.2o).

Fue una noche muy agradable y en muy buena compañía, bajo un cielo surcado en alguna ocasión por alguna Acuárida e incluso un bólido que nos sorprendió pasando justo en el cenit. Pablo incluso nos amenizó la velada tocando la guitarra. ¿Y cómo es que se puso a tocar la guitarra os preguntaréis? Bueno, pues es que el pobre parece que tiene un poco de gafe o su telescopio es un atractor de nubes, porque montó su equipo y se puso a hacer fotos con su nikon refrigerada. Me enseñó alguna de las tomas que estaba haciendo y la verdad es que tenían muy buena pinta, estrellas muy puntuales, muy poco ruido, bastante señal… pero empezaron a llegar las nubes, hasta tal punto que durante un momento se cubrió por completo. Pablo decidió recoger su equipo y justo cuando terminó de recoger y sacó su guitarra para “el plan B” se despejó bastante. Imaginaros lo mal que sienta eso… maldito Murphy.

Yo además de Rho Ophiuco también intenté fotografiar la constelación de la Lira, pero finalmente las nubes se nos echaron encima. Una pena porque tenía ganas de hacer una foto a esta estrella que forma parte del asterismo del Triángulo de Verano.

julio2016c


En fin, que a pesar de las nubes nos lo pasamos muy bien y ya volveremos otra noche para disfrutar de los cielos de Toledo totalmente despejados.

¿Te ha gustado? Síguenos y comparte.
0

¿Te ha interesado? Mira esto...