Salida a Villatobas y pruebas de autoguiado, 09/04/2011

El pasado fin de semana varios miembros de la AAMS salimos de observación hasta Villatobas (a unos 80km de Madrid). Era la primera vez que íbamos a este lugar de observación y queríamos saber si la calidad del cielo era similar a la de Malpica de Tajo aunque al estar bastante más cerca de Madrid esto era improbable. No obstante la hora de camino escasa que tenemos desde casa hace de este lugar una alternativa interesante a tener en cuenta para futuras salidas.

Llegamos al punto de observación a eso de las 20:00 y enseguida comenzó a llegar gente. Es tremendo el buen ambiente que se respira en esta agrupación, lo que hace de las actividades que organizamos un momento de diversión y alegría generalizada. Después de los saludos llegó el momento de plantar los telescopios en la explanada, que tenía espacio de sobra para todos. Muy cerca de allí estaba la antigua estación de tren de Corral de Almaguer, ya abandonada, junto a un merendero habilitado.

Roberto Ferrero preparando el telescopio

Preparando el telescopio y el sistema de autoguiado

Terminamos de plantar los telescopios y picoteamos algo mientras esperábamos que el Sol se ocultase. La Luna en fase de cuarto creciente ya era objetivo de algunos que no podían contener la impaciencia. Yo terminaba de instalar todo el tinglado que supone el autoguiado: cámara guía, cables, cámara réflex, ordenador, etc… la atmósfera no estaba muy clara y por el horizonte se apreciaba todavía algo del polvo sahariano que nos ha invadido en los últimos días. Un viento moderado de poniente nos avisa de que pronto empezarán a bajar las temperaturas…

Al ponerse el Sol comienza el ajetreo. Pongo en estación la montura, primero asegurándome de que tengo bien nivelado el equipo, después buscando la polar “a ojímetro”. Introduzco las coordenadas del lugar en el Autostar, la fecha y la hora y comienzo a alinear con dos estrellas, Sirio y Capella que ya destacan claramente. Después introduzco otras dos estrellas de calibrado y por último hago uso de la opción de alineado a la polar que incluye la CG5-GT. Es la primera vez que pruebo este sistema y descubro que es muy simple y me permite hacer un ajuste más fino de la montura en altitud y acimut para la puesta en estación. Esto es fundamental si queremos obtener buenos resultados en las fotografías de larga exposición.

A continuación hago las primeras pruebas de enfoque. Ayudado por la máscara Bathinov que me regaló Roberto apunto a Spica y con el zoom de la Canon EOS1000D ajusto las líneas de difracción todo lo que me permite el tosco enfocador de mi telescopio. A continuación quito la máscara de enfoque e introduzco en el GOTO M42, la Nebulosa de Orión. Hago una primera toma de 25 segundos para comprobar el enfoque y el comportamiento de la montura sin autoguiado. El resultado es este:

M42, Nebulosa de Orion

Bien, parece que todo funciona correctamente, es hora de probar el autoguiado. Arranco el ordenador, conecto la cámara y pruebo el enfoque del tubo guía con la aplicación QGVideo (el tubo guía de Lunático es muy simple y se monta como un buscador sobre el telescopio). El enfoque está bien, ajusto ganancia y exposición… perfecto. Cierro el programa y ejecuto el PHDguiding… selecciono la cámara ASCOM y…¡Plof! ¡Error! El programa se cierra inesperadamente. ¿Cómo es posible? ¡El otro día funcionaba perfectamente! Vuelvo a arrancarlo, selecciono de nuevo la cámara ASCOM y ¡Otra vez! ¡No me lo puedo creer! La maldición de la informática me persigue más allá del trabajo … grrrrrrrrrr.

Sigo trasteando durante unos minutos hasta que me doy cuenta de que no va a funcionar. En un último momento de inspiración se me ocurre que tal vez pueda reinstalar los programas si se me ocurrió guardarlos en el disco duro del ordenador. Así es, encuentro en su lugar los drivers y la plataforma ASCOM, así como los programas de Lunático para la cámara QHY5. Como el problema me huele que viene de los drivers ASCOM es lo primero que reinstalo. En unos minutos termino y vuelvo a probar ¡Esta vez funciona! ¡Sí!.

Con emoción mando al telescopio a la caza de algunas galaxias que un compañero de observación, Don Quijote, me había recomendado. Empiezo por M65. El Goto clava el objeto en el centro. Busco una estrella visible en la pantalla del PHDGuiding y comienzo el proceso de calibrado, en unos poco minutos el sistema comienza a guiar y el recuadro que rodea a la estrella se colorea de verde ¡Perfecto, estoy guiando!

Con el uso de las EOS utilities configuro la cámara para disparo a través de USB, tomas de 5 minutos. La Canon comienza a devorar fotones pacientemente. Según van saliendo las tomas puedo ir viéndolas en el ordenador, esto es una pasada. Llamo a los compis de observación para que vean los resultados, se ven claramente dos galaxias (M65 y M66, si hubiera cambiado un poco el encuadre hubiera entrado también NGC3628 completando el Trio de Leo, pero con la emoción del momento no me percaté del detalle). Aun así se aprecia un ligero movimiento en las tomas por lo que decido jugar un poco con los parámetros de la cámara de guiado, reduciendo el tiempo de exposición, aumentando la agresividad de las correcciones pero sin excesos. Con estas modificaciones parece que el autoguiado va más fino y las siguientes tomas son más puntuales.

Durante el resto de la noche también apunté a M104 (la Galaxia del Sombrero) y a M64 ( La Galaxia del Ojo Negro). El problema de la astrofotografía es que mientras estás afotando no tienes nada que hacer, lo hace todo el ordenador, así que creo que en el futuro me llevaré también a las observaciones otro telescopio para no aburrirme. No obstante aproveché la noche para charlar con los compañeros, mirar a través de sus telescopios y enseñarles los progresos con el autoguiado.

Por último, y ya con la batería del portátil agotándose tras 5 horas de trabajo capturé unos videos de Saturno con la QHY. En los próximos artículos os enseñaré los primeros resultados tras procesar las fotografías. ¡Permaneced atentos!

¿Te ha gustado? Síguenos y comparte.
1

¿Te ha interesado? Mira esto...