Pruebas con el adaptador digiscoping para telescopio.

Recientemente he adquirido a través de Internet un adaptador digiscoping para sujetar una cámara digital compacta en el telescopio y conseguir así sacar alguna fotografía medianamente decente por el método de fotografía afocal. El principal problema del método afocal reside en que hay que mantener la cámara de fotos a una distancia determinada del ocular y la cámara tiene que estar muy bien sujeta. Hay gente que tiene muy buen pulso y es capaz de conseguir muy buenas tomas con este método, pero no es el caso de éste que os escribe y eso que no suele beber café durante las observaciones. 🙂

DigiscopingLa compra del adaptador la realicé a través de Internet en la página web de www.amaina.com por 45€ y el pedido tardó en llegarme al trabajo apenas 48 horas. Tengo que decir que un producto similar lo vi en una prestigiosa casa de ópticas en Madrid a más del doble de precio, con lo que el ahorro de efectuar la compra por Internet fue considerable.

El adaptador está hecho en aluminio y a primera vista parece bastante robusto y ligero aunque una vez metidos en faena comprobaremos que las ruedas de ajuste tienen algunas holguras, aunque no presentarán problema alguno una vez ajustada la cámara. Este adaptador permite acoplar casi cualquier tipo de cámara digital compacta al telescopio. Cámaras semicompactas, como mi vieja Kodak DC290 no caben en este adaptador y además suponen demasiado peso para el conjunto cámara+adaptador.

Los problemas.

Durante las primeras pruebas los problemas que me he encontrado han sido los siguientes:

  • Aumento del peso soportado por el tubo del telescopio: El adaptador y la cámara pueden suponer unos cuantos gramos más a la estructura del telescopio. En el caso de mi pequeño ETX-70 el motor no tiene problemas para manejar el aumento de peso pero sin embargo supone que el objeto visualizado se escape del foco y tenga que hacer una pequeña corrección para subir unos milímetros el tubo.
  • Ajuste complicado: En las primeras sesiones es complicado centrar el ocular y el objetivo de la cámara para evitar el viñeteado en la imagen.
  • Baterías de la cámara: Al tapar la cámara el ocular del telescopio tendremos que tener activado todo el rato el visor digital de la cámara lo que agotará rápidamente las baterías de ésta. Además tenemos que tener en cuenta que hay que localizar el objeto a fotografiar con la cámara ya montada sobre el telescopio.
  • Enfoque: En la primera prueba no conseguí sacar ninguna fotografía de la luna totalmente enfocada. Este es uno de los puntos en los que más necesito practicar.

Solamente conseguí hacer algunas fotos de la Luna ya que Saturno fui incapaz de localizarlo con la cámara acoplada al telescopio (si pude observarlo sin la cámara) y agoté muchas pilas intentando hacer las primeras fotografías al tener el visor digital de la cámara encendido todo el rato. Aquí está el resultado:

Luna1

Artículos relacionados:

¿Te ha gustado? Síguenos y comparte.
0