Peleando con la corriente de chorro en Corral de Almaguer, 12/3/2016

Anoche, después de una larga sequía de salidas de observación (al margen de la salida con Luna llena que hicimos hace unas semanas ya por desesperación), pudimos salir de nuevo al campo a ver algo de cielo oscuro. Lo que prometía como una noche perfecta (la previsión el día anterior era de cielos despejados) empezó a torcerse a media tarde con la aparición de nubes altas (cirros). De todas formas, las ganas de salir eran tan grandes que nos dio igual y salimos con la misma ilusión de siempre.

Júpiter desde Gredos en 2011.

Para esta ocasión me llevé el SC8″ para hacer observación visual y algo de planetaria para intentar cazar a Júpiter que se encuentra en estos momentos en oposición. Mi mejor Júpiter hasta la fecha lo hice en Gredos y estoy hablando del año 2011. La verdad es que no consigo coger el truco a la DMK en planetaria y hasta la fecha he conseguido mejores resultados con la QHY5.

Llegamos al atardecer, con una espectacular puesta de Sol, como es habitual en Corral de Almaguer. Saludamos a los compañeros que andaban ya por allí y comencé a montar el telescopio. El primer disgusto me lo llevé cuando vi que me había dejado la cinta calefactable del SC8 en casa, menuda faena. Precisamente con lo delicados que son los SC con el tema del frío y la humedad. En fin, le puse el parasol y recé por que fuera suficiente. Si al final se me empañaba siempre podría desmontarlo y poner la cámara sobre la montura para hacer alguna foto de gran campo. Desde que vendí el TS65 estoy sin equipo “puro” de astrofoto.

En cuanto apareció la polar me puse a alinear, ya casi se me había olvidado el procedimiento 🙂

Cuando acabé apunté a la Luna que estaba en una bonita fase creciente de pocos días y me puse a grabar algunos vídeos con la DMK. Plonk! El Firecapture se queda colgado. Pruebo otra vez y lo mismo. ¡Merde! La nueva versión 2.4 parece que consume demasiados recursos para mi pequeño laptop. Menos mal que tengo instalada la versión 2.3. La ejecuto y ésta si parece ir bien aunque cuando grabo algunos vídeos largos también se queda un poco pillado. Al final entre pitos y flautas la única toma decente que pude sacar fue esta. El seeing estaba bastante mal.

2016-03-12-2041_3

Decepcionante. Es lo único que puedo decir. Comprobé la colimación del telescopio y pensé que sería problema de la aclimatación térmica pero la verdad es que las imágenes no fueron buenas durante toda la noche. La culpa era de la corriente del chorro, por si no la conocéis, os la presento. Querido lector, corriente del chorro. Corriente del chorro, mi buen amigo el lector.

Este es el panorama que teníamos sobre nuestras cabezas el sábado por la noche.

Este es el panorama que teníamos sobre nuestras cabezas el sábado por la noche.

Así, con este enorme flujo de aire que nos acompaña últimamente, no es de extrañar que la gente se queje de que no le sale un Júpiter decente esta temporada. Si a eso le unimos los problemas informáticos y que no me apaño con la DMK en planetaria… mejor no os enseño el resultado.

A pesar de todo pude disfrutar un buen rato en visual observando algunos objetos (incluido Júpiter con la GMR casi desapareciendo por el limbo). Pero sobre todo me quedo con la observación de M42 a grandes aumentos, concretamente en la zona del trapecio. El SC8 me encanta en visual. En el trapecio solamente pude ver cuatro componentes. La quinta estrella se puede ver con telescopios de aficionado si la noche es buena y la sexta si las condiciones son excepcionales. No era el caso, pero la imagen era realmente sobrecogedora.
M81 y M82 también se veían excepcionalmente bien. Y no puedo olvidar a M46, cúmulo abierto con una bonita nebulosa planetaria que se apreciaba muy bien y con la que estuvimos jugando usando el filtro OIII.

A lo lejos veíamos algunas luces rojas, seguramente de algunos compañeros aficionados, tal vez del foro de astronomo.org y también tuvimos compañía de aficionados a la fotografía nocturna que estuvieron haciendo fotos a la estación de Corral. La verdad es que en algunos momentos molestaron un poco con las linternas, sobre todo porque apuntaron alguna vez hacia nosotros. Les perdonamos porque eran una pareja la mar de simpática y se pasaron un rato a charlar con nosotros y a mirar por los telescopios. 🙂

A eso de las 2 de la mañana nos recogimos, afortunadamente no hicieron falta las cintas antihumedad, lo peor de todo sin duda el mal seeing y las nubecillas altas que tuvimos durante buena parte de la noche que deslucían la observación.
Esperemos que la atmósfera se estabilice un poco y nos de otra oportunidad para volver a intentar fotografiar Júpiter. ¡Hasta la próxima!.

¿Te ha gustado? Síguenos y comparte.
0

¿Te ha interesado? Mira esto...