Observación solar en Altea con el ETX

Aviso importante: La observación del Sol es peligrosa. No intentes observar el Sol ni con telescopios ni a simple vista sin las medidas de protección adecuadas, puede causar daños irreversibles en la vista o incluso ceguera. Ante cualquier duda es preferible realizar este tipo de observaciones acompañado de una persona experimentada.

Aprovechando las vacaciones de Semana Santa y mi estancia en Altea durante estos días he podido realizar un poco de observación solar usando el siempre agradecido y portátil ETX-70 que se está convirtiendo en un compañero inseparable de viaje. El voluminoso Newton 150/750 aún por estrenar se quedó en casa, esperando su bautizo que no tardará en llegar en cuanto compre una bolsa de transporte que me permita llevarlo de forma segura.

La observación Solar

La preparación del equipo para una observación solar es más sencilla que en una observación nocturna. Lo primero que agradecemos es que contamos con iluminación más que suficiente y que no es necesario andar con las linternas de luz roja, lo segundo es que la temperatura diurna es mucho más agradable y apetecible ya en estas fechas del año. No obstante hay que tener en cuenta que es recomendable ponernos algo de crema de protección solar sobre todo si tenemos pieles sensibles ya que estaremos durante varios minutos al sol. Una gorra, una botella de agua y unas gafas de sol son parte del equipo recomendable para disfrutar de la actividad sin molestias.

El instrumental

Observación solar en Altea

Para esta observación cuento con el ETX-70 con la estación de energía, una lámina solar Baader, 3 oculares, una Barlow x2, la cámara réflex y los adaptadores T a 1,25″. Una de las cosas que he echado en falta y que voy a construirme enseguida es un parasol de cartón o polispan para hacer sombra en el telescopio y evitar molestos reflejos que se producen cuando estamos observando por el ocular. Tan solo tengo que buscar una pieza de unos 30×30 o 40×40 cm y hacer un agujero de 70mm de diámetro para sujetarlo en el tubo. También es recomendable usar algún tipo de parasol para el ordenador portátil ya que es difícil observar la pantalla cuando hay mucha iluminación exterior, esto será especialmente importante si queremos hacer fotografía solar y queremos afinar el foco usando algún software fotográfico.

Monto el equipo teniendo especial cuidado en nivelar correctamente el trípode. Coloco el telescopio y lo primero que hago es poner la lámina solar (después de revisar que no tenga grietas o esté arañada) por si algún inesperado reflejo pudiera sobrecalentar el tubo (pongo especial cuidado también en no situar ningún ocular en incidencia directa con los rayos solares). Sitúo el tubo paralelo al suelo, mirando al norte ayudado por una brújula y enciendo el GOTO. Introduzco la fecha, la hora, la situación y me dispongo a alinear con las estrellas. ¿Con qué estrellas si es de día? Bueno, en la observación solar afortunadamente no es necesario tener una situación precisa de los astros, es suficiente con tener el telescopio bien equilibrado y situado al norte ya que la localización del Sol es bastante sencilla y su seguimiento será estable si hemos equilibrado correctamente la montura. Así hago un alineamiento sencillo con una estrella cualquiera propuesta por el GOTO y le digo OK. A continuación comienzo a mover el telescopio para apuntar al Sol (el ETX no cuenta con buscador y si lo tuviera lo más recomendable es quitarlo o taparlo para evitar accidentes ). Para apuntar correctamente al Sol lo que tenemos que hacer es fijarnos en la sombra que proyecta el tubo de nuestro telescopio. Cuando la sobra alcanza su posición más estrecha significa que tenemos el tubo apuntando directamente al Sol. Ahora ya podemos mirar por el ocular para ajustar la posición de Sol (debemos asegurarnos siempre antes de mirar el correcto estado del filtro solar).

La observación

Ajusto el foco del telescopio, al principio solo veo una bola blanquecina muy difusa pero poco a poco aparece ante mí un círculo más definido hasta que poco a poco van apareciendo unas pequeñas manchas oscuras. ¡Son manchas solares! Hacía más de? 20 años que no veía manchas solares a través de un telescopio ( con unos 10 años de edad practiqué la observación solar mediante el método de proyección con el Astronova ¡Toda una temeridad aquel juguete si no era usado correctamente! ) La visión fue realmente impresionante y recordé mis juegos de la infancia y mi temprana afición por la astronomía, observando y dibujando las manchas solares, viendo como el Sol cambiaba día tras día y mis padres pensaban que en realidad era suciedad de la lente del telescopio 🙂

Las manchas solares

Las manchas solares son regiones de la fotosfera con una gran actividad magnética. Entre estas zonas se elevan unos “lazos” de materia solar que hacen que la superficie solar que se encuentra debajo se “enfríe” unos 2000ºC, por eso parecen zonas más oscuras si las comparamos con la superficie normal que alcanza los 5500ºC. Así que realmente no son manchas oscuras, sino simplemente menos brillantes. El seguimiento de la actividad de las manchas solares es muy importante porque cuando estas se encuentran en el centro del disco solar, esto es, apuntando directamente a la Tierra pueden dar lugar a “tormentas solares”, eyecciones de materia solar que sale disparada a gran velocidad y que pueden dar lugar a daños en equipos de comunicaciones y redes eléctricas.

La visión del Astro Rey me dejó durante unos minutos con la boca abierta y poco a poco iba captando cada vez más detalles de las manchas, como por ejemplo que estaban como “en parejas” y que la que estaba un poco más cercana al centro de la circunferencia contaba con dos tonalidades diferentes (umbra y penumbra). El ocular con el que más cómodo me sentí fue con el de 15mm y fue con el que más tiempo estuve observando. Posteriormente me he informado para comprobar que las manchas que estuve observando corresponden a los grupos 1057 y 1059, ambos bastante activos durante toda la semana. Observé el movimiento de las manchas por el disco solar durante los días siguientes. El Sol tiene un movimiento de rotación que es de unos 25 días en el ecuador y de unos 35 en zonas más alejadas de este. De hecho este movimiento de rotación diferencial es uno de los causantes de la aparición de las manchas solares. Por último me dispuse a conectar la cámara réflex al telescopio para guardar un bonito recuerdo de la observación y poder documentar el avance de las manchas solares en días posteriores. Las fotografías que ilustran este artículo pertenecen a esta observación.

Mancha Solar

Si sentís curiosidad y para entender mejor el funcionamiento del Sol os recomiendo que veáis el documental “Los secretos del Sol”, de la serie “El Universo”.


Videos tu.tv

¿Te ha gustado? Síguenos y comparte.
0

¿Te ha interesado? Mira esto...