Observación el 21 de febrero de 2009, Torrejón de la Calzada (Madrid)

Cielo

Fotografía (cc) Surfneng

La atmósfera no estaba tan despejada como el fin de semana pasado pero las nubes que habían amenazado la observación durante toda la jornada habían desaparecido. Antes de montar el telescopio puse a prueba los nuevos prismáticos Bresser que compré esta semana y la verdad es que me sorprendieron gratamente, con una buena luminosidad y una definición de imágenes más que decentes, pude apreciar perfectamente la Gran Nebulosa de Orión que había estado observando con el telescopio la semana pasada.

SaturnoA eso de las 23:00 Saturno se encontraba bastante elevado sobre el horizonte y a la vista desde mi posición. Había consultado previamente en el Stellarium que el cometa Lulin se encontraba relativamente cerca de la visual de Saturno y decidí usarlo como punto de referencia para encontrar el cometa. Tras unos minutos conseguí dirigir el telescopio a Saturno, primero con el ocular de 12mm y después con la Barlow. Se distinguían claramente los anillos, casi de canto en estos días, y algún satélite. Al poner la Barlow observé un comportamiento extraño en el telescopio, que mostraba las imágenes duplicadas. Al quitar la Barlow me fijé en que esta aberración también aparecía, aunque en menor medida. Achaqué el efecto a un problema de colimado del telescopio por lo que en los próximos días ya os contaré que tal se da la tarea de colimación.

Pero los problemas no acabaron ahí. Una vez localizado Saturno en mi ocular me puse a buscar el cometa Lulin, lo que me llevó bastantes intentos. En algún momento me pareció discernir una pequeña mancha verdosa que me generó alguna duda por lo que decidí poner el filtro UHC para ver si conseguía mejorar la visión. En un error de cálculo el filtro resbaló de mis dedos y toqué la delicada superficie con mi dedo lo que dejó una pequeña mancha de grasa, así que ahora toca hacerme con un kit de limpieza para intentar solucionar en la medida de lo posible el error. (Nota mental, el próximo día me pondré unos guantes de latex.)

Al ver que resultaba complicado encontrar al Lulin con el telescopio decidí probar de nuevo con los prismáticos, ahora que Saturno se encontraba más alto en el firmamento. Tras unos segundos la mancha verdosa del cometa se hacía perfectamente visible ante mis ojos. Ahora que sabía exactamente donde buscar volví a dirigir el telescopio hacia esa zona y por fin conseguí ver el cometa desde el telescopio. El truco estaba en enfocar la visión hacia el infinito y no mirar directamente hacia la posición del cometa (básicamente lo que hay que hacer para ver las nebulosas difusas). Cuando el ojo se acostumbraba la visión ya se hacía relativamente sencilla.

Finalmente intenté sacar alguna foto, pero no dispongo todavía de las herramientas adecuadas para mantener la cámara sujeta al ocular por lo que no salió nada en las tomas. Aquí enlazo a esta otra imagen, para que os hagais una idea. También realicé unas tomas de larga exposición con la cámara directamente, que estoy procesando en estos momentos, en un próximo post ya os mostraré el resultado.

En definitiva, una jornada interesante y con el objetivo principal cumplido, observar el cometa Lulin, aunque un poco accidentada con el tema del filtro y el descolimado del telescopio, pero bueno así tendremos entretenimiento para los próximos días. ¡En breve a por los briconsejos amigos!

¿Te ha gustado? Síguenos y comparte.
2