Limpieza de filtros, oculares y espejo primario del telescopio

Tarde o temprano nuestros oculares, filtros y demás material de observación se ensuciarán. Es inevitable que el polvo, la grasa de las manos o los párpados, la humedad ambiental o el rocío terminen afectando a la calidad de nuestras ópticas. Pero hay que tener cuidado cuado limpiemos nuestro instrumental ya que, sin quererlo, podemos dañarlo irremediablemente, siendo peor el remedio que la enfermedad.

El primer consejo que podemos dar es: cuidar el material. Cuantas menos veces limpiemos nuestros oculares, mejor. Por eso tenemos que procurar también mancharlos lo menos posible. No es mala idea, por ejemplo, buscar un lugar de observación resguardado, donde el aire no pueda arrastrar minúsculas partículas de arena que se depositen en nuestro equipo. Tampoco es descabellado usar guantes de látex y evitar tocar directamente los filtros con nuestras manos ya que un pequeño descuido puede terminar con nuestro pulgar en una lente, como fue mi caso.

Si ya es tarde para prevenir, y el daño ya está hecho, tendremos que evaluar si merece la pena proceder a la limpieza o podemos aguantar con esa mancha en el ocular un tiempo más. Eso depende de nuestro criterio. Si estamos decididos a proceder con la limpieza, pongámonos manos a la obra.

Aviso Importante: No me hago responsable de ningún daño que puedas ocasionar en tu material o en tu persona durante o después de la limpieza. Este consejo se ofrece tal cual, sin ninguna garantía ni responsabilidad por parte del autor de este website. Si sigues los siguientes consejos es bajo tu propia responsabilidad y siempre en presencia de una persona adulta si eres menor de edad.
Material necesario para la limpieza

Actualización: La limpieza de filtros, lentes y oculares es recomendable realizarla con los utensilios Lenspen, que personalmente me han resultado más eficientes en la limpieza. No recomiendo la limpieza de lentes con recubrimientos antireflectantes con el método de agua destilada y alcohol isopropílico.

Imagen1161.jpgHe estado buscando información relativa a la limpieza de material óptico en Internet y todos parecían coincidir en que una solución de agua y alcohol es lo más efectivo para la limpieza de las lentes, por ello el material que necesitaremos será el siguiente:

  • Alcohol Isopropílico: De venta en farmacias, a unos 12€/litro.
  • Agua destilada desionizada: De venta en farmacias, a unos 5€ 1/2 litro.
  • Guantes de látex (sin polvo): De venta en farmacias, a unos 5€ las 100 unidades.
  • Una pera de soplado con cepillo (el cepillo lo más suave posible): De venta en tiendas de fotografía, unos 9€.
  • Palillos higiénicos: En cualquier súper, a unos 2€.

Procedimiento de limpieza

Con nuestras manos enfundadas en guantes de látex cogeremos el ocular o el filtro sucio y la pera de soplado. Con cuidado y con un elevado grado de inclinación procederemos a soplar sobre la lente dejando una separación entre ésta y la pera de 0,5cm aproximadamente, procuraremos tocar la lente con el cepillo de la pera solo después de haber soplado bien durante unos instantes para asegurarnos de que no hay micropartículas con las que podamos arañar la superficie. El cepillo lo usaremos muy delicadamente.
A continuación procederemos a realizar una solución formada en un 40% por agua destilada y un 60% de alcohol isopropílico. Hay quien recomienda añadir 1 gota de detergente con PH neutro (PH7) por litro de solución. Yo no voy a añadir detergente ya que voy a realizar una pequeña cantidad de solución y mi filtro no está muy sucio. Humedeceremos un bastoncillo higiénico en la solución y lo aplicaremos con mucho cuidado sobre la lente siempre de forma radial (NUNCA CIRCULAR), suavemente y repitiendo el paso tantas veces sea necesario pero sin apretar en ningún momento. El alcohol hará que la solución se evapore rápidamente sin dejar cercos. Podéis acelerar el proceso de evaporación soplando de nuevo con la pera. Si queda cerco es posible que necesitéis añadir un poco más de alcohol a la solución.

Limpieza del espejo primario

Os puedo decir que he limpiado un filtro UHC y mis viejos oculares con este sistema quedando como nuevos, así como el espejo primario del telescopio. La limpieza del espejo primario fue más complicada ya que al ser una superficie mayor había que aplicar más solución y quedaba algo de cerco al evaporarse. El problema lo solucioné añadiendo más alcohol a la solución y pasando un paño de algodón de forma muy suave, aunque reconozco que asumí el riesgo porque mi telescopio es bastante viejo y el espejo estaba ya muy sucio.

Tened en cuenta que para limpiar el espejo primario es necesario desmontar la celda que lo sujeta al tubo y que tendremos de colimar el telescopio cuando terminemos el trabajo.

Desmontando celda Espejo Sucio Limpiando Espejo

Bastoncillo

Artículos relacionados:

Hay una nueva versión de este artículo, puedes verla aquí.

¿Te ha gustado? Síguenos y comparte.
1