La constelación de Andrómeda

Iniciamos el recorrido por las constelaciones otoñales en Andrómeda. Las tres principales estrellas de esta constelación son: Alpheratz, Mirach y Almach (esta última podemos encontrarla escrita también con los nombres de Almaak o Alamak). Cuando empezamos a estudiar las constelaciones nos sorprende que Andrómeda está unida a Pegaso en la mayoría de las representaciones. El nexo sería Alpheratz, la más brillante y de color blanco-azulado. Aunque ambas constelaciones comparten esta estrella se considera que pertenece a la primera (con la designación ? And).

La segunda estrella más brillante es Mirach, una gigante roja y que tomaremos como referencia marcando un ángulo de 80º con respecto a Alpheratz para encontrar el objeto de cielo profundo más majestuoso del hemisferio norte, la Galaxia de Andrómeda (M31). No debemos dejar pasar por alto M32 y M110 galaxias compañeras de la Galaxia de Andrómeda que pese a su brillo quedan eclipsadas por la belleza y majestuosidad de M31. La visión de este objeto a través de un telescopio de gran abertura no dejará indiferente al observador. NGC891, NGC404 y NGC7640 completan el repertorio de galaxias en esta constelación.

Trazando una línea imaginaria desde Alpheratz a Mirach y más o menos a la misma distancia nos encontramos a Almach (? And) que con un pequeño telescopio podremos resolver como un sistema doble ( y , esta última es además un sistema triple).

Cúmulos

Encontramos 3 cúmulos? en las proximidades de la constelación de Andrómeda:

NGC7686: Se trata de un cúmulo abierto con componentes bastante brillantes y atractivo a la vista incluso con instrumentos sencillos. Destacan 10 componentes de color amarillo, de las cuales 3 son especialmente brillantes.

NGC752: Cúmulo abierto con un diámetro aparente de casi 1º (casi el doble que la Luna) es fácilmente localizable. Contiene unos 75 miembros de los cuales la estrella SAO 55138 destaca por tratarse de una gigante roja que parece no encuadrar junto al resto de componentes mucho más jóvenes.

NGC956: Es un pequeño cúmulo abierto bastante pobre con unas 30 componentes.

NGC7662: Nebulosa planetaria conocida como “Bola de nieve azul”. El color azulado se explica por una intensa emisión de oxígeno. La estrella central es una estrella variable que oscila entre magnitud 12 y 16. NGC7662 es relativamente asequible para equipos amateur incluso desde cielos semiurbanos.

Estrellas dobles

Los aficionados doblistas también encontrarán entretenimiento en la constelación de Andrómeda. No voy a entrar mucho en detalles en esta especialidad que no dominio y por ello os remito a esta página donde el astrónomo Almach del foro Astronómico Hubble ha recopilado un excepcional trabajo sobre estrellas dobles.

¿Te ha gustado? Síguenos y comparte.
2

¿Te ha interesado? Mira esto...