Como limpiar los oculares, lentes y espejos del telescopio

Limpiar de forma incorrecta nuestras ópticas puede suponer dañarlas de manera irreversible. Con el uso y el paso del tiempo es inevitable que el polvo, la grasa y otras partículas se adhieran a nuestros oculares y filtros. Hay que utilizar el material correcto pero también hay que usar técnicas concretas para que los instrumentos queden limpios y lo más importante de todo, sin arañazos. Siguiendo estos sencillos consejos podrás mantener tus telescopios y oculares en plena forma.

¿Cuándo limpiar las ópticas?

Hay una regla de oro para responder a esta pregunta. Debemos limpiar las ópticas únicamente cuando la suciedad suponga un problema o una molestia para la correcta observación. Es decir, hay que manipular las ópticas lo imprescindible, para ello la mejor recomendación que te podemos dar es que cuides tu equipo y lo protejas de la suciedad.

  • filtrouhcsucioGuarda tu material de manera adecuada: Siempre con sus tapas originales, en maletines o cajas acolchadas y en una zona con temperatura y humedad constantes y de valores medios. Puedes poner bolsas de desecante dentro de los maletines para mantener la humedad bajo control. Antes de guardar el material después de una sesión de observación puedes dejarlo ventilándose en una habitación, con las tapas quitadas, mirando hacia abajo para evitar que el polvo se deposite en la superficie de la óptica. Así conseguirás que la humedad se evapore y a la mañana siguiente puedes tapar y guardar el material. De esta forma evitas la formación de hongos en las ópticas.
  • Elige bien tu lugar de observación: Procura no montar tu telescopio sobre una superficie de tierra o junto a un camino. El paso de los vehículos por un camino polvoriento terminará por depositar mucho polvo en las ópticas.
  • Rimmel prohibido: Si vas a enseñar a alguien las maravillas del firmamento asegúrate de que no lleva este maquillaje de ojos. Se basa en partículas minerales y al contacto con las lentes puede dañarlas irremediablemente.
  • Mantén la humedad controlada: Con el uso de cintas calefactables y un sistema de regulación evitarás la formación de rocío sobre el objetivo de tu telescopio refractor (no es necesario en los reflectores).

¿Cómo limpiar las ópticas?

Si encontramos que la suciedad ya es evidente y nos molesta en la observación podemos proceder a realizar las siguientes tareas para intentar limpiar las ópticas:

  • lenspen-filter-klearLentes de oculares, filtros y telescopios: En primer lugar soplar ligeramente la superficie de la óptica con una pera de aire o similar para retirar las partículas más grandes. No es recomendable soplar con los labios ya que depositaremos minúsculas partículas de saliva sobre la superficie. El soplido de la pera debe ser oblicuo, no directo. A la par que soplamos podemos ayudarnos de un pequeño cepillo de cedras muy suaves que deslizaremos suavemente sobre la superficie. Para esta tarea el cepillo de los accesorios Lenspen es lo más adecuado. Una vez nos hemos asegurado de que no hay partículas sólidas sobre la superficie de la óptica, si apreciamos manchas de grasa, podemos aplicar el lapicero Lenspen por la parte dura haciendo suaves movimientos radiales (no en círculos) hasta que la superficie quede totalmente limpia.  Si la suciedad persiste podemos utilizar tanto un líquido de limpieza de ópticas como un paño especial.

Importante no aplicar sobre las lentes agua destilada o alcohol isopropílico, sobre todo en lentes con tratamientos antirreflejos, ya que podemos dañarlas. El uso de agua destilada y alcohol está recomendado solamente para la limpieza de espejos.

  • limpiandoespejoEspejos: En primer lugar soplar ligeramente la superficie de la óptica con una pera de aire o similar para retirar las partículas grandes. Podemos usar un cepillo de cedras suaves para retirar las partículas adheridas. A continuación podemos aplicar sobre los espejos una solución de agua destilada y alcohol isopropílico. Dejar secar al aire o ayudarnos con el paño especial con movimientos rectos desde el centro hacia el exterior (nunca movimientos circulares).

En ambos casos es recomendable el uso de guantes de látex para evitar ensuciar accidentalmente las ópticas con nuestras manos.

¿Te ha gustado? Síguenos y comparte.
2

¿Te ha interesado? Mira esto...