Colores, mujeres y astronomía

mattshirtNo, este post no va sobre la “discreta” camiseta de Matt Taylor y la polémica sobre su vestimenta durante la aventura de la misión Rosetta. Voy a hablar sobre mujeres, colores y astronomía. Resulta que durante las múltiples actividades de observación con telescopio que he hecho durante los últimos años han pasado por mi telescopio cientos de personas, de todas las edades y de ambos sexos y cuando les enseñábamos Albireo, la bonita doble del Cisne, parece que cada uno la veía de una manera diferente. Al principio pensaba que era porque la gente muchas veces no se toma el tiempo necesario en la observación pero luego me di cuenta de que las respuestas solían coincidir entre niños de la misma edad y entre personas del mismo sexo. Mientras que los hombres adultos suelen describir a esta pareja como una componente roja y otra azul-blanquecina las mujeres las describían como naranja y azul-verdoso, los niños por su parte daban respuestas de lo más variadas, llegando más de una niña a decir que la componente principal era entre amarillenta y anaranjada.

Albireo, una doble en Cisne

Albireo, una doble en Cisne

Realmente estamos ante una amarilla y una azul pero nuestros ojos , o mejor dicho nuestro cerebro, es capaz de interpretar los colores de manera diferente cuando estamos viendo dos objetos brillantes de color diferente en un entorno carente de referencias cromáticas como es el cielo oscuro.

Recientemente escuché a un compañero de afición decir que esto es debido a que las mujeres son capaces de distinguir más colores que los hombres. De hecho me encuentro con este artículo publicado en National Geographic que lo comenta brevemente. Y es que parece que evolutivamente el cerebro de hombres y mujeres se ha comportado de manera diferente, tal vez sea por eso del perfil de macho-cazador y hembra-recolectora, sea como fuere lo cierto es que en astronomía yo sí que doy fe que ellas suelen ser más fieles a los colores que nosotros.

Como ya he comentado anteriormente también es muy curioso comprobar como la agudeza visual es especialmente envidiable en niños y adolescentes, capaces de observar detalles más sutiles gracias a la capacidad de sus pupilas para dilatarse más. En Astronomía siempre comentamos que la pupila de un niño es capaz de dilatarse hasta 7mm por lo que sus ojos reciben más luz que los de un adulto que por norma general dilatará unos 5mm.

verestrellasNo obstante no quiero deprimir a nadie. La agudeza y sensibilidad ocular es algo muy variable y hay personas adultas, incluso ancianas, que gozan de una magnífica vista. En una observación pública en 2009 un señor de unos 65 años me comentó que era capaz de ver las lunas de Júpiter a simple vista (y me describió su posición correctamente), lo cual me resultó sorprendente pero comentándolo con más de una persona me han confirmado que ellos también han conocido algún caso similar. Yo recuerdo el caso de mi abuelo que con 80 años gozaba de una vista excepcional y me describía perfectamente Las Pléyades (o las cabrillas como las conocía él).

Así que ya sabes, seas hombre o mujer, niño o anciano siempre resultará interesante observar el cielo, ya que tu punto de vista será diferente al de cualquier otro. Ese fotón que ha llegado hasta tu ojo tras recorrer miles de años luz es para ti y solo para ti, es un regalo del cielo, disfrútalo.

¿Te ha gustado? Síguenos y comparte.
2