Bolsa de transporte para el telescopio newton 150/750

El transporte de un telescopio puede convertirse en un quebradero de cabeza cuando empezamos a trabajar con equipos relativamente serios. No solo el tamaño y el peso se convierten en un problema, sino que la correcta protección de las ópticas y las mecánicas se convierten en una obsesión cuando uno tiene que mover varios cientos o miles de euros desde casa al maletero del coche, del maletero del coche al campo y de allí otra vez de vuelta a casa (parezco un anuncio de Ikea ¿verdad?). Con mi viejo newton 114/900 me apañaba con su propia caja de cartón y una bolsa de tela hecha a medida junto a una bolsa de herramientas que usaba para transportar la montura. El ETX tampoco era problema, al ser más compacto y tener su propia bolsa de transporte. Pero al comprar mi nuevo newton 150/750 y llevar las dos enormes cajas a mi casa supe que tenía un problema. Tenía que buscar una bolsa de transporte para mi equipo para poder transportarlo.

Empecé a buscar por Internet y en foros. Tenía la opción de comprar una bolsa específica para guardar telescopios o bien reacondicionar una bolsa para este fin. La primera opción parece la más recomendable aunque también es más cara. La segunda opción es más económica pero requiere un poco de ingenio. Estuve buscando en tiendas de deporte y en chinos pero no encontré bolsas de longitud mayor a los 70cm (5 menos de los que requiere mi tubo).

Pero este fin de semana estuve en Decathlon y encontré una práctica bolsa de transporte en la sección de accesorios de submarinismo (REF. DBG 100 BLEU 1160535 por 44,90€).

10042010040

Tras tomar medidas y comprobar que daba longitud más que suficiente para mi tubo decidí comprarla y apañar un práctico sistema de protección usando una esterilla de gimnasia de venta también en la misma tienda (REF. TG 700 384853 por 19€) con grosor de 15mm y 70Kg/m3 de densidad.

10042010041

Al llegar a casa saqué la funda interior de la bolsa (tiene una funda impermeable muy práctica ) recorté la esterilla y le hice una “cama” al tubo. Después hice otra “cama” con otra sección de esterilla, esta vez protegiendo tanto el suelo como los laterales y coloque en el hueco el tubo dentro de la funda impermeable. Por último introduje unos trozos de gomaespuma como la que uso para rellenar los maletines de oculares tanto en los extremos de la bolsa, para proteger la tapa y el lado del primario del telescopio.

10042010043

Para finalizar puse otras dos capas en la parte superior para proteger totalmente el equipo. El resultado es una bolsa muy compacta y cómoda de llevar ( el tubo pesa 6 Kg) donde puedo poner el trípode encima siempre teniendo cuidado de donde se encuentra el enfocador al que aún tengo que preparar un protector adicional. Para la montura sigo buscando una caja a medida, mientras tanto seguiré usando la bolsa de herramientas también forrada con varias capas de gomaespuma. Ahora ya puedo llevar de paseo mi nuevo equipo. 🙂

¿Te ha gustado? Síguenos y comparte.
2

¿Te ha interesado? Mira esto...