Astrovacaciones en el destino Starlight de La Rioja

Como ya sabréis, desde hace algunos años nos gusta pasar las vacaciones en algún destino de interés astronómico. En 2014 fue Teruel que recientemente ha obtenido la certificación Starlight, en 2015 Áger, reserva Starlight y la visita al COU y al observatorio y en 2016 fue Huesca y la visita a Espacio 0.42. Este año hemos decidido ir a La Rioja, que cuenta con la doble certificación de Reserva de la Biosfera y Destino Turístico Starlight. Todos los alojamientos donde hemos estado los podéis consultar en www.turismoestelar.com donde encontraréis hoteles y casas rurales con los mejores cielos de España.

El Molino del Corregidor es una casa rural decorada con mucho encanto.

Bien, pues como iba diciendo nos hemos alojado en una casa rural en la comarca del Camero Viejo, en la Rioja, llamada El Molino del Corregidor. Se trata de un antiguo molino harinero de más de 100 años que se encuentra rehabilitado como alojamiento rural. El sitio está rodeado de chopos y decorado con mucho gusto, atendido por una pareja majísima, Sara y Alberto que fueron unos estupendos anfitriones. El entorno es totalmente rural, situado en plena Reserva de la Biosfera desde el 2003 y desde el 2012 primer destino turístico Starlight de la Península Ibérica y renovado en 2016. Además, el alojamiento se encuentra a 10km de Laguna de Cameros, que tiene la categoría de Parque Estelar Starlight.

Durante los 10 días que hemos estado en La Rioja hemos visitado lugares de interés paleontológico, con las famosas huellas de dinosaurios o icnitas de Enciso e Igea. Durante el recorrido, además de carteles informativos en los yacimientos podemos encontrar maquetas de los dinosaurios que dejaron sus huellas en el terreno hace unos 120 millones de años. Es espectacular ver cómo se han conservado estas huellas.

Como no puede ser de otra forma también aprovechamos para disfrutar de los cielos oscuros, la primera noche en visual, sin cámaras. Montamos el telescopio en el parking de la casa rural, junto a la carretera, que por fortuna era muy poco transitada. Lo ideal hubiera sido montar el telescopio en el jardín pero los chopos tapaban mucho cielo y no nos apetecía coger el coche hasta el puerto de montaña, que aunque está cerca la comodidad de montar al lado de la casa rural es un punto. Desde el aparcamiento se veía bien y no había luces que molestasen. Estuvimos viendo los típicos objetos de verano, M31, M57, M27, las nebulosas de la zona sur en la Vía Láctea…

Cañon del Leza

Desde el cañon del Leza se observan buitres durante el día y una majestuosa Vía Láctea por la noche.

La segunda y tercera noche estuvimos haciendo astrofoto, M57, La nebulosa de la lechuza o la nebulosa del mago fueron varios de los objetos fotografiados. Otras noches estuvimos haciendo fotos nocturnas y circumpolares, incluso un día nos subimos al cañón del Leza a hacer una panorámica del valle. No todas las noches fueron despejadas, aunque con todas las actividades que hiciemos se agradecía poder descansar un poco porque llegábamos agotados.

collinder399-percha

Collinder 399, asterismo conocido como “la percha”

M97 Nebulosa del búho y M108

M97 Nebulosa del búho y M108

Un día fuimos a Calahorra a ver un zoo de rapaces llamado Tierra Rapaz. A mi me encantan las rapaces nocturnas y nos llamó la atención una exhibición de estas aves. La experiencia fue una auténtica pasada. No solamente la exhibición en sí, sino que al finalizar, te dejaban coger y acariciar a los búhos y a las lechuzas. Estos animales son mi debilidad y fue fascinante poder tocarlos con mis manos y verles desde tan cerca. Una experiencia que recomiendo para conocer más sobre estas aves.

El lunes 21 se producía el famoso eclipse solar ( o gran eclipse americano, por verse en su totalidad en Estados Unidos). Desde España sería un eclipse parcial muy leve al atardecer pero no queríamos perdernos el evento así que nos fuimos hasta Haro, en la zona occidental de La Rioja para poder verlo mejor. Estuvimos buscando un lugar elevado con el horizonte despejado. Dimos con una colina interesante y allí nos plantamos para verlo, lo que pudimos hacer con éxito utilizando el filtro solar que tengo para el telescopio (lámina Baader). También lo fotografiamos con la cámara.

Ántes, por la mañana, visitamos unas bodegas de vino que nos habían llamado la atención por tener un vino llamado “eclipse” y como ese día coincidía con el eclipse total ¡Menuda excusa! Compramos algunas botellas, una de las cuales llevaremos a Astrotiermes para sortear entre los amigos.

Han sido unas vacaciones inolvidables, disfrutando de unos cielos muy buenos y en un alojamiento incomparable. Hemos visitado cuevas, visto huellas de dinosaurios, hemos tocado buhos, paseado por bosques frondosos y nos hemos mojado los pies en arroyos de aguas cristalinas. De la comida mejor ni hablar ¡Que guisos! en definitiva, que si quieres viajar con tu telescopio y no conoces La Rioja ¡Ya estás tardando!

¿Te ha gustado? Síguenos y comparte.
2

¿Te ha interesado? Mira esto...