Astrotiermes 2012 ¡Resacón en Soria!

Noche en Tiermes. Cortesía de la organización.

Este pasado fin de semana se desarrolló Astrotiermes 2012, la sexta edición de esta Starparty soriana en la que se reúnen astrónomos aficionados de toda España para compartir unas jornadas de observación, charlas, tertulias, exposiciones y actividades culturales y educativas. Nosotros asistimos por segunda ocasión (tras la ausencia el año pasado por estar de Luna de Miel) y he de decir que el ambiente y el colegueo que se respira en esta reunión es mejor cada año.

Observación en Tiermes. Cortesía de la organización

Salimos de Madrid el viernes por la tarde y tras unas dos horas de viaje llegamos a Noviales donde teníamos alojamiento, a unos 15km de Tiermes. Dejamos las maletas y nos fuimos para Tiermes donde al llegar nos dieron las acreditaciones y empezamos a saludar a la gente (algunos conocidos personalmente y otros solo por los foros). Tertulia en la terraza del bar, saludos desde coches que continuaban llegando… pero no había mucho tiempo para más porque el Sol se estaba poniendo y había que subir a la explanada de observación para ir montando el telescopio. Pusimos celofán rojo a los faros del coche y subimos a coger sitio. Al llegar a la explanada ya habría como unos 20 telescopios montados. Nos pusimos a un ladito para no molestar con la luz de nuestras cámaras y ordenadores a los compañeros dobsonianos, al lado de JaimeSoria que tan buenas astrofotografías nos muestra desde su página web (¡A ver si se nos pega algo!).

Montamos el equipo, dimos cuenta de un bocata y una cocacola y empezamos a alinear a la polar, a enfocar y a iniciar el proceso de autoguiado. El objetivo de esta noche (y de las dos jornadas) sería M31. Para ello estrenaba un nuevo tubo, un TS65 cuadruplete que espero me de muchas alegrías con su excelente rendimiento astrofotográfico.

Dejamos el equipo afotando y comentamos chismes y anécdotas con los demás compañeros, era interesante ver los artilugios que se fabrica la gente para alimentar los telescopios y los ordenadores, manejar cómodamente el telescopio o simplemente para dejar el material (como una enorme mesa que llevaron unos compañeros). Había dobson de 12″, 16″ y un 20″ que como todos los años tenía cola para mirar a través de él (la verdad es que abruma asomarse por el ocular del bicho). El cielo estaba totalmente despejado y la temperatura (11º de madrugada) era agradable. La Vía Láctea se mostraba espléndida en el cénit y mientras afotábamos era una delicia pasearse por ella con los prismáticos. Medimos el cielo con un SQM y nos dio un valor de 21.28 mag/arcsec2.

Lanzamiento de cohetes de agua. Cortesía de la organización.

Aguantamos hasta las 4 de la mañana, momento en que recogimos y nos fuimos rumbo a la casa rural a descansar. A la mañana siguiente yo al menos me levanté destrozado y con dolor de cabeza por la falta de sueño. Llegamos a Tiermes a tiempo para subir al autobús que nos llevaría de visita cultural a la ermita de San Baudelio, pero nos perdimos la observación solar con varios telescopios por llegar tarde. ¡Otro año será! La verdad es que la visita cultural decepcionó bastante porque cuando llegamos a la ermita ésta estaba cerrada por enfermedad del guarda, así que nos quedamos sin ver los frescos del interior. Nos pasamos por el pueblo de Rello para completar la visita cultural y después volvimos a Tiermes, con un calor de justicia y más sueño que hambre. La siesta fue de órdago, para que contaros.

Después de dormir un rato volvimos a Tiermes para afrontar la segunda jornada de telescopios, esta vez nos quedamos en la zona de observación secundaria, junto a la Venta de Termes, con otro grupo de compañeros. Montamos los equipos, repetimos el proceso de la noche anterior y yo volví a afotar a M31 con tomas de 10 minutos de duración. El tubo, el cielo y el autoguiado lo permitieron. Y mientras afotaba pues me iba a charlar con unos y con otros y a gorronear un poco de sus telescopios. 🙂

Entrega de regalos. Cortesía de la organización.

A eso de las 2 de la madrugada decidimos recogernos para que no nos pasara lo de la noche anterior y estar frescos al día siguiente para la vuelta a casa y llegar a tiempo a la entrega de regalos. Este año era el primero en que participábamos como patrocinadores a través de nuestro proyecto Turismo Estelar y teníamos que entregar unos bonos regalo entre los asistentes.

Y así llegó el domingo, día de clausura de las jornadas. Nos reunimos para la entrega de premios, gentileza de los patrocinadores que a pesar de la crisis siguen apoyando en todo momento Astrotiermes, recordamos emotivamente a aquellos compañeros que ya no estarán con nosotros en las observaciones pero siempre permanecerán en nuestros corazones y nos despedimos con la foto de familia, con el deseo de vernos todos una vez más el año que viene.

 

Foto de familia. Cortesía de la organización

¿Te ha gustado? Síguenos y comparte.
1