Astronomía en escala de grises para galaxias de colores.

Un hecho que sorprende a mucha gente cuando observa una galaxia o una nebulosa por primera vez a través de un telescopio es la ausencia de color ¿Dónde están esos tonos rojizos de la Nebulosa de Orión? ¿Y el azul de la Galaxia de Andrómeda que vi en aquella fotografía del Hubble?

Efectivamente, resulta que al observar este tipo de objetos solamente vemos “borroncillos” de color grisáceo, tal vez azulado. Únicamente podremos percibir alguna tonalidad rojiza en objetos suficientemente luminosos y con telescopios de gran apertura. Por ejemplo, con un dobson de 16″ es posible ver algo de color en la Nebulosa de Orión desde cielos oscuros. Para otros objetos más débiles, o para aperturas más pequeñas ya lo dice el refrán: “De noche todos los gatos son pardos”.

Muchos observadores visuales hacen sus propios dibujos para intentar reflejar de forma fiel lo que son capaces de observar. No hay cámaras, no hay software, solo el observador, el telescopio, lápiz y papel. Aquí te dejo algunas comparaciones entre lo que puede ver tu ojo y lo que ve una cámara fotográfica:

Comparación entre observación visual de M42 y fotografía.

Comparación entre observación visual de M42 y fotografía. Nótese como las zonas más brillantes se saturan en la cámara fotográfica al realizar una larga exposición. En este caso Jeremy Perez es un observador con mucha experiencia y supo sacar mucho detalle de la nebulosa en su dibujo.

La Galaxia de Andrómeda. Un objeto relativamente sencillo de observar. Las zonas externas de la galaxia son difíciles de observar en visual.

La Galaxia de Andrómeda. Un objeto relativamente sencillo de observar. Las zonas externas de la galaxia son difíciles de observar en visual. Nótese que Michael Vlasov ha hecho hincapié en la observación de las bandas oscuras de la galaxia, así como en la nebulosidad de las galaxias satélite.

Estos dos ejemplos son relativamente fáciles ya que son objetos de cielo profundo bastante luminosos. Además los dibujos están realizados desde cielos muy oscuros, por una persona experimentada, pero ¿Qué ocurre si intentamos observar algo más complicado?

La Galaxia del sombrero. El autor del dibujo observa a través de un dobson de 16". La banda oscura que caracteriza a esta galaxia es visible para el autor pero con aperturas más pequeñas se hace complicado.

La Galaxia del sombrero. El autor del dibujo observa a través de un dobson de 16″. La banda oscura que caracteriza a esta galaxia es visible para el autor pero con aperturas más pequeñas se hace complicado.

¿Decepcionado? No debes estarlo. Ten en cuenta que tus ojos están observando objetos que distan cientos o incluso millones de años luz como en el caso de las galaxias. Ahí radica la belleza de la observación visual, poder contemplar con tus propios ojos objetos tan distantes donde a lo mejor se están formando nuevos planetas o incluso donde podría estar surgiendo vida. ¿No es impresionante? Y todo en un “borroncillo gris”.

Ojos que no ven…

Pero ¿Cúal es el motivo de que no veamos los colores de las galaxias y nebulosas? Todo es debido a las células de nuestros ojos que se encargan de percibir el color, los famosos conos. Resulta que los conos necesitan un nivel determinado de luminosidad para excitarse y empezar a enviar información a nuestro cerebro, por debajo de cierto umbral no trabajan. En cambio, los bastones, sí que detectan las diferencias de luminosidad, pero no distinguen los colores. Es por este motivo que de noche, bajo condiciones de baja luminosidad lo vemos todo en escala de grises.

Los bastones se encuentran principalmente en la zona periférica del ojo, así para intentar ver galaxias y nebulosas muy débiles debemos intentar mirar “con el rabillo del ojo” o usando técnica de visión indirecta. Al principio resulta un poco frustrante pero con la práctica aprendes a dominar la técnica. Al ir perfeccionando tus habilidades de observación serás capaz de detectar detalles más sutiles, formaciones peculiares, minúsculas estrellas dentro del campo de visión, sutiles cambios de brillo… si tienes suficiente paciencia podrías proponerte hacer dibujos como los que hemos visto anteriormente y guardar tu propio registro de observación.

En cualquier caso recuerda que esto ocurre solamente en objetos muy débiles tales como galaxias y nebulosas. Podrás disfrutar siempre del colorido de estrellas, cúmulos y planetas.

¿Te ha gustado? Síguenos y comparte.
2

¿Te ha interesado? Mira esto...