25 de octubre, Saturno y la Luna.

Ayer salimos de nuevo con los compañeros de la AAMS a Corral de Almaguer. Estamos disfrutando de un inusual veroño ( nombre con el que jocosamente se está empezando a conocer este otoño de temperaturas inusualmente altas en España ). Las temperaturas agradables no obstante no están viniendo acompañadas de cielos transparentes, a pesar de que parece que está despejado el cielo tiene una ligerísima capa de nubes altas y aunque por el día no se aprecia por la noche el cielo no llega a estar totalmente oscuro, como pudimos comprobar.

El grupo de la AAMS que allí nos dimos cita. Foto de Moisés Rojas

El grupo de la AAMS que allí nos dimos cita. Foto de Moisés Rojas

Llegamos un poco más pronto de lo habitual y montamos los equipos rápidamente ya que queríamos observar la salida de Saturno por detrás de la Luna. Hoy se producía una ocultación del planeta de los anillos por parte de nuestro satélite. Nos costó mucho encontrar la Luna, de tan solo 2 días con el Sol todavía presente. Había que hacerlo con cuidado ya que cualquier mínimo error y podíamos apuntar con nuestros prismáticos o telescopios al Sol, con el peligro para la vista que ello conlleva. No nos quedó otra que esperar a que el Sol estuviera ya muy bajo para encontrar finalmente la Luna y poder ver el espectáculo. Fui el primero en encontrarla, la vista no me falla, y allí estaba también Saturno, que acababa de aparecer junto al lado iluminado de la Luna. Después de observarla en visual puse la cámara DMK en el portaocular e intenté capturar unos vídeos pero el ordenador se quedaba bloqueado. ¡Que fallo más inoportuno! ¿Por qué tienen que suceder estas cosas cuando más falta hacen? Después de un par de intentos me resigné y tome una fotografía con el móvil mediante proyección ocular. Al menos queda para el recuerdo de las imágenes que pudimos ver en vivo y en directo.

SaturnoLuna

Cuando la Luna ya estuvo baja en el horizonte me dispuse a poner la cámara de fotos y el tubo de autoguiado, abro el maletín y ¡Sorpresa! Me he equivocado y en vez de coger el maletín de astrofoto he cogido el Coronado para observación solar ¡Hoy no es mi día! Bueno, pues nada, menos mal que he traído el Newton, me dedicaré a la observación visual… tampoco es ninguna desgracia porque la verdad es que me apetecía hacer algo de visual y olvidarme por un rato de ordenadores (el cabreo del cuelgue anterior todavía me duraba). Después de alinear esperamos a que terminara de oscurecer y dimos cuenta de los bocadillos.

10-14-epsilon-lyraeDespués de cenar comencé con la observación haciendo un tour por estrellas dobles. Observé varias de ellas, algunas realmente llamativas como la “doble doble” de la Lira (Epsilon Lyrae). Después me puse a buscar algunas galaxias pero el cielo no se prestaba para muchas alegrías, no se veía oscuro sino gris. Saqué el SQM y no subió más de 20.80… ufff que mal. Estuve viendo la Galaxia del Escultor y NGC 891 que ya había observado la semana pasada por un dobson de 16″, aunque claro, mi pequeño newton de 6″ no podía ofrecerme imágenes similares.

Después de observar galaxias me puse a buscar nebulosas planetarias. Además de M27 y M57 que ya están muy vistas pude ver la Nebulosa del Ojo de Gato y su estrella central a través de un dobson de 14″ del compañero Santiago. La visión a través del Orión era muy nítida, realmente me sorprendió la calidad visual de este telescopio que pudimos comprobar con varios objetos. Creo que pocas veces he visto la Galaxia de Andrómeda tan bien definida y eso que la noche no era buena. La diferencia con un LightBridge era bestial.

Vimos varias estrellas fugaces, varias de ellas bastante luminosas y que dejaban estela a su paso, pero sin duda la mayor fue a las 00:25 en dirección este-oeste sobre la constelación de Piscis que brilló mucho, yo lo calificaría de bólido y dejó una estela que duró varios segundos.

El cielo no terminaba de arreglarse, a eso de la 01:00 el SQM marcaba 20:90… yo estaba cansado después de una dura semana de trabajo y la verdad es que aproveché bastante bien el tiempo, así que nos recogimos relativamente pronto. Menos mal porque luego la vuelta se me hizo bastante pesada. Esperemos que el veroño siga durando, pero también que mejore la transparencia atmosférica. ¡Hasta la próxima salida!

 

¿Te ha gustado? Síguenos y comparte.
1

¿Te ha interesado? Mira esto...